Al-Dar

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Grupo de rock compuesto por cinco jóvenes estudiantes granadinos con una carrera impresionantemente rápida, cuyo nombre significa El Hogar, en árabe, formado inicialmente por los hermanos García Lapido, Jose Ignacio y Javier, junto con Cayetano Anibal, tres nombres que, a la postre, serían muy importantes dentro del panorama musical español. A su lado figuraban como componentes del resto del grupo Juan Manuel Leyva y José Román. Todos ellos entre 15 y 20 años.

Empeñados hasta las cejas en Musical Callejas, la única tienda que vendía instrumentos eléctricos, unos cuantos chavales con olor a Clearasil, hacían del cuero negro su color y arrancaban notas - pocas- de sus aparatos coreanos, o comprados de tercera mano a las orquestas de pachanga. De allí saldrían posteriormente grupos bien conocidos como TNT, KGB, La Guardia del Cardenal Richelieu, Mágic... Y otros tantos que alimentaron la edad de oro del pop y el rock en esta ciudad, a mediados de la década de los ochenta.

Al-Dar (El hogar), no obstante, partía con algunos metros recorridos. Sabían lo que tenían entre manos y contaban con buenos mecenas. Cerca de ellos andaba un familiar bien situado que posteriormente se convertiría en su manager, y Agustín Rodríguez Ampudia, antiguo componente de Los Angeles y A.R. (cazatalentos discográfico) que fue quien ordenó la situación a la luz de su experiencia profesional.

Lo cierto es que eran los reyes. Llevados en volandas por sus asesores se hicieron rápidamente con un contrato de grabación y hasta alternaron con José Luis Urribarri en el programa Aplauso, aunque luego nunca llegara a emitirse su actuación.

Al-Dar, en su breve existencia, marcó varios hitos en la exigua escena local. Lo que se les tenía era envidia, pura y llana envidia. Tenían carteles y -posters, como se les denominaba entonces- de los de verdad, grandes y de colores, donde se leía Al-Dar Rock, para que no hubiese confusión. Fueron el primer grupo con un equipo de sonido en propiedad, aunque aquel montón de altavoces resultase ser poco más que impracticable, dado que fueron realizados artesanalmente en aglomerado de madera. Contaban con un técnico de sonido propio, Alfonso Conejo "Fonfi", antiguo miembro del grupo Terciopelo y que sería su ingeniero hasta el final.

El único testamento discográfico que dejó Al-Dar fue el single de 1981 para Movieplay con 'Somos nuevos' en la cara principal, e 'Intoxicación' por detrás. En este disco habían depositado toda su esperanza. Fue registrado en los estudios Sonoland bajo la dirección técnica de el ex-Angel Agustín Rodríguez. Un periodista se lo llevó para promocionarlo por libre en Madrid, y aún recuerda la cara de horror del pinchadiscos del recién abierto Rock-Ola cuando lo puso. Era un viejo amigo de colegio mayor, Pepo Perandones que, más tarde, se convirtió en un conocido promotor de salas. Lo pinchó momentos antes del primer concierto que allí daban unos palidísimos eseeses que se hacían llamar Gabinete Caligari. El disco pasó completamente desapercibido y no tuvo continuidad, esfumándose con él todas las ilusiones de sus miembros.

En Julio de 2002, Javier García Lapido, el hermano mayor, ex-componente de Al-Dar, manager de 091 y promotor musical en general, fallecía víctima de un infarto



Redacción NO80s.
(Aportaciones: movidagranadina.blogspot.com, Libro 091, Canal YouTube Neutrillo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada