Atila

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Procedentes de la población valenciana de Buñol, nacen a finales de 1982 Atila, un cuarteto furiosamente encuadrado dentro del heavy metal y el rock and roll más potente y distorsionante. Aconsejados por bandas de la talla de Status Quo, Deep Purple, Barón Rojo o Iron Maiden, los metaleros nos brindaron durante cuatro años aproximadamente con un montón de apoteósicos conciertos, y en su coletilla, con un desconocido y efímero single.

La primera formación de Atila fue la siguiente: Lorenzo Martí (guitarra y voz), José Vicente Balaguer (guitarra), Enrique Fogués (bajo) y Antonio Aguilar (batería). Tanto Lorenzo Martí como José Vicente Balaguer, habían militado con anterioridad en Pililas D'ametro, un grupo de rock sucio salido en los últimos años setenta y que dio mucho que hablar por aquellos años en el ámbito local. También Antonio Aguilar, procedía de un combo llamado Alfalega, originario de la localidad vecina de Cheste. Los buñolenses lanzan su primera descarga a principios de 1983, durante un festival celebrado en Cofrentes, y en donde se reunieron unos cuantos grupos de la escena comarcal con tendencias heavy. Ocultos bajo unos disfraces de trogloditas, es así donde empiezan a eximir grandes toneladas de ruido acompañado de ápices humorísticas en su imagen. Estos atuendos, fueron la nota llamativa en los directos que ofrecía el cuarteto hasta la separación total de la banda años más tarde.

Durante el año 1984 surgen dos cambios en la formación: Enrique Fogués y Antonio Aguilar dejan el grupo a favor de Arturo Atienza (bajo) y Fernando Ortega (batería). El nuevo bajista aprovechó la separación de Ovejas Negras, otra banda paisana con idénticas tendencias a Atila, y del cual formó parte, para unirse al Rey de los Hunos, Atila. Por parte, Antonio Aguilar, dejó el cuarteto para hacerse camino en el mundo de las orquestas pachangueras, un jolgorio más horrendo y funesto pero a la postre más fructífero.

A lo largo de todo ése año 1984, Atila se recorren toda la Comunidad Valenciana a base de conciertos en locales pequeños, y esporádicos festivales sucedidos en diferentes pueblos de la región. Durante un evento de estos, entran en contacto con un responsable del sello madrileño Dial Discos, quien les ofrece la posibilidad de grabar un single para esta atípica compañía, decidida para la ocasión a meterse en sonidos más duros de lo que estaban acostumbrados a editar. Tras un “lógico” acuerdo con el cuarteto, el vinilo ve la luz a mediados de 1985, con dos vibrantes gargajos de heavy metal. Los temas plastificados son 'Atila' y 'No Te Rindas', ambas compuestas por José Vicente Balaguer y Lorenzo Martí, miembros habituales en la composición de la mayoría del repertorio del grupo buñolense. El disco se grabo en los Estudios Torre de Madrid, y la producción corrió a cargo de los dos músicos nombrados anteriormente. Como era de esperar, la distribución del single fue casi nula, con escasa promoción en emisoras de radio acordes con la sintonía del grupo. Radio Popular o Cadena Dial nunca fueron emisoras amigas del rock and roll, y mucho menos del heavy metal. El único acierto positivo de Dial Discos, fue un concierto que brindó a Atila en las fiestas de la localidad valenciana de Ribarroja Del Turia, que gracias a compartir cartel junto a Olé-Olé, esto llegó a reunir una gran multitud de personas que tuvieron la posibilidad de observar en todo su esplendor al cuarteto.

Poco después de la emisión del disco, y no mucho antes de la separación del grupo, José Vicente Balaguer abandona la banda y en su lugar entra Tomás Tamarit, y de nuevo Antonio Aguilar regresa a la batería tras su corto paso por la pachanga en sustitución de Fernando Ortega. A principios de 1986 llega el fin de Atila, la última actuación que ofrecieron dio lugar en la sala Argentina de Madrid, en una de las eventuales ocasiones que durante el postrero tramo del grupo, se acercó a la capital de España en busca de algo de suerte y reconocimiento. Una vez el grupo desecho, Lorenzo Martí formo un combo llamado Yunque en Ribarroja Del Turia, y más tarde otro denominado Armasán, Tomás Tamarit, que coincidió también en Yunque formó parte ya en los años noventa de La Banda Del Viejo Joe, en donde a su vez también habitaban Fernando Ortega y Arturo Atienza, y que asímismo también peregrinaron juntos en uno de las mejores formaciones que parió la ciudad de Buñol, los garageros Last Zebras. 24 Gatos fue otro grupo donde se empleó Arturo Atienza a principios de los noventa, y en la actualidad forma parte del combo de los hermanos Benegas, Mak y Los Desertores.

El tema 'Atila' es escogido por Desobodiencia Records en 2002 como parte del disco recopilatorio 'Destrozando el olvido'. Del mismo modo, en 2008, Naimara Producciones, lanza unos recopilatorios bajo el título 'Noches de Rock en español. Los 80' y 'Noches de Rock en español. Los 80 -2-', en el que aparecen los dos temas de Atila, uno en cada disco.




Redacción NO80s
(Aportaciones: movidavalenciana.com)

1 comentario: