Enrique Urquijo

[Discografía, con Tos] [Discografía, de Los Secretos] [Discografía, con Los Problemas] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron]
El más conocido de una saga de hermanos eminentemente musical, los Urquijo, que marcaron y siguen haciéndolo toda una época en la historia musical de nuestro país.

Enrique, madrileño nacido un 15 de febrero de 1960, formó a finales de los setenta lo que sería su primera banda, Tos, junto a sus hermanos Javier, dos años mayor que él y Alvaro, dos años menor, junto al batería José Enrique Cano, Canito. Este último personaje marcó claramente el devenir musical de Enrique y del principio la mas trascendental época acontecida en el Madrid de 1980, el nacimiento de la movida.

Debido a la muerte en accidente de tráfico de Canito se produce lo que podríamos denominar como el primer concierto homenaje a un músico desaparecido, donde se juntaron lo mas granado de la escena pop del momento: Nacha Pop, Tos, Trastos, Paraíso, Alaska y los Pegamoides, Mama, Los Rebeldes (posteriormente reconvertidos a Los Bólidos), Mario Tenia y los Solitarios y Mermelada. En ese momento nacen Los Secretos, el grupo que propulsó a Enrique Urquijo a la popularidad y con el que compartió sus mejores momentos musicales.

Tuvieron su apogeo en plena movida madrileña con Ep homónimo 'Los Secretos' (Polydor, 1980), compuesto por temas luego emblemáticos de la música española de los 80 como fueron 'Déjame', 'Sobre un vidrio mojado' y 'Niño mimado'.

'Ojos de perdida', 'Otra tarde' o 'Qué puedo hacer yo', fueron algunos de los temas que se incluyeron en el disco grande que, junto a las canciones del Ep, conformaron su primer álbum, de nuevo homónimo, 'Los Secretos' (Polydor, 1981).

Entre 1982 y 1983, años de grabación de sus dos siguientes álbums, 'Todo sigue igual' y 'Algo mas' se cierra una etapa en la que dos componentes desaparecen del espectro secretista. Una vez mas, el malditismo se hacía cargo de mitificar un poco mas, si cabe, a la banda madrileña, cuando Pedro Antonio López, el batería sustituto de Canito, fallecía, de nuevo por accidente de tráfico, ya en 1984. Le acompañó la marcha, por desavenencias internas (que han perdurado hasta la actualidad), de Javier Urquijo, quien tomaría su carrera musical por otros derroteros.

En estos años, Enrique creó joyas inolvidables como 'Todo sigue igual', 'Problemas' la adaptación del clásico de Los Bólidos, 'Ráfagas', 'Hoy no' o 'No me imagino'.

En 1986, lanzan el Mini-Lp 'El primer cruce', una maravillosa creación donde se refleja en grado sumo, la melancólica visión que Enrique tiene del mundo, quizás por su carácter tímido y retraído, quizás por el efecto de las drogas, una inspiración, en definitiva, que dejó joyas como 'Quiero beber hasta perder el control' o 'Cerrar todos los bares'.

En este momento se unen tres músicos al grupo para darle vida al disco, que fueron el bajista Nacho Llés, la batería de Steve Jordan y, sobre todo, la guitarra de Ramón Arroyo, quien ha permanecido en el grupo hasta la actualidad.

Siguen pasando los años y la tristeza que siempre embargó las composiciones de este excelente músico iba plagando de inmensos temas la discografía, ya importante, de Los Secretos, como los temas incluidos en su siguiente álbum, 'Continuará', como 'Por el túnel' o la especial historia que fueron capaces de describir en 'Buena chica'.

La incorporación del teclista Jesús Redondo, completaría la plantilla "secretista" para toda una década, los 90, época en la que crearon sensacionales álbums como 'La calle del olvido', 'Adiós Tristeza' y 'Cambio de planes' donde Álvaro iba afianzándose, poco a poco, como un magnífico compositor, creando un tándem con Enrique, del todo irrepetible. Resaltar aquellos inolvidables o cortes como 'Ojos de gata', 'La calle del olvido', 'Y no amanece' o 'El hotel del amor'.

El talento compositivo de Enrique, no obstante, no hacía olvidar los problemas que le acarrearon su adicción a las drogas. Probablemente el nombre del grupo escogido con el que funcionó, paralelamente a Los Secretos, tenga mucho que ver, y es que en 1993, coincidiendo con el lanzamiento del citado 'Cambio de planes', aparece el primer trabajo de Enrique Urquijo y Los Problemas, una banda con la que ya venía trabajando en las épocas de descanso con Secretos.

'Dos caras distintas' aparece en 1995, y deja un muy buen sabor de boca en la crítica ya que el disco estaba jalonado de piezas imprescindibles como 'Pero a tu lado' o 'Balsera'.

Durante esos años se lanzan diferentes recopilatorios, 'Grandes Éxitos' y 'La historia' y Enrique aprovecha, para editar su segundo, y último, álbum con Los Problemas, 'Desde que no nos vemos'.

En 1999, concretamente el 18 de noviembre, era la fecha escogida para el lanzamiento del 'Grandes Éxitos II', pero justo un dia antes ocurrió lo inevitable. Casado y con una hija, Enrique Urquijo fue hallado muerto por sobredosis de heroína el 17 de Noviembre de 1999 en un portal de la madrileña calle Espíritu Santo. Causó tal consternación que los noticiarios de todas las cadenas televisivas abrían sus correspondientes ediciones dando cuenta de la mala noticia.

Una pérdida irreparable que sus fans se niegan a olvidar ya que, en la actualidad, se siguen haciendo conciertos-homenajes en su memoria con carácter anual por grupos seguidores que versionan sus temas una y otra vez.

Al año siguiente, en 2000, sus mejores amigos le rinden tributo en un disco entrañable donde aportan sus voces a los diferentes temas que marcaron la historia musical del artista, de Enrique Urquijo, el disco llevó por título 'A tu lado'.

En 2005, Ramalama publicó un libro biográfico, por parte del Miguel Ángel Bargueño, titulado 'Enrique Urquijo', que no estuvo exento de polémica en cuanto a la crudeza de ciertos pasajes que, círculos cercanos a la familia Urquijo, no dudaron en tacharlos de rallar lo morboso.

Los Secretos siguen funcionando con Álvaro al frente y editando discos con cierta periodicidad.



Redacción NO80s

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada