Escándalos

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Probablemente, la canción del grupo mod Escándalos ‘¿Dónde se fue la diversión?’ signifique para el mod español lo mismo que el ‘Para ti’ de Paraíso a la nueva ola.

Y es que, con su aparición parece definirse un antes y un después en la escena mod estatal; revelándose aquella composición cual ácida crónica de cómo entre 1983 y 1984 comenzaba a desvanecerse el colorismo propio del Madrid de la explosión nuevaolera dando paso a unos tiempos más definidos y menos inocentes. De esta forma, Escándalos puede considerarse como el grupo que mejor supo trasmitir aquel mensaje de cambio con sobrada energía.

Formado por antiguos miembros del grupo beat Los Flequillos -pionero de la escena mod madrileña del año 1980- Los Escándalos se formó en Madrid en el año 1983, muy influenciado por bandas del revival mod como The Jam, The Chords, Vapors o Secret Affair, entre otras. Este grupo, al contrario que otros de su misma época e idénticos parámetros musicales, poseía una buena técnica instrumental, logrando además la creación de unos ambientes vocales perfectos.

Escándalos era capaz de ejecutar a la perfección temas de The Jam de técnica tan compleja como ‘Going Underground’, que el grupo adaptaba al castellano en sus directos como ‘Me voy a marginar’.

Además, su repertorio estaba repleto de canciones de pop vibrante que pronto los encumbró como uno de los mejores grupos madrileños de su época. Ya en su primera maqueta destacaban composiciones de pop enérgico y vital como ‘Nada en la cabeza’ o la mencionada ‘¿Dónde se fue la diversión?’.

Los directos de Escándalos estaban plagados de los tópicos propios de una escena mod aún poco experimentada: atuendos calcados a los que el trío de Paul Weller lucía en las carpetas de sus álbumes, hits del revival mod y versiones de los temas más conocidos de The Who, Kinks y otros clásicos de los años 60. No obstante, sus miembros eran hábiles compositores de perfectas piezas de pop vibrante, tal y como dejaron plasmado en su único trabajo discográfico, un maxi-single que vieron editado por el sello independiente Twins en 1984 tras haber quedado finalistas aquel año en la séptima edición del Concurso de Rock Villa de Madrid.

El pop psicodélico de ‘Cuerpos junto al mar’ o las magníficas muestras de contundencia al más puro estilo The Jam: ‘Dónde se fue la diversión’, ‘¿Qué puede suceder?’ y ‘Todo o nada’ –éste último, un tema de riffs ejecutados a los modos del ‘Taxman’ beatle y ‘Start’ de Weller- fueron las palpables virtudes de aquel gozoso vinilo, que, a la sazón, les proporcionaría numerosas actuaciones por varios puntos de la península. Además, con motivo del mencionado concurso el grupo vio editados algunos de los temas que se incluyeron en el maxi dentro de un elepé compartido con La Frontera y Ciudad Jardín, los dos grupos que fueron clasificados respectivamente como primero y segundo en aquella convocatoria. Por entonces Escándalos estaba integrado por: Emilio Vera (guitarra y voz), Juan Carlos Bonilla (guitarra y voz), Paco Ortega (batería) y Alfonso Sánchez (bajo), aunque la alineación de la banda nunca fue del todo estable.

Sin duda, junto a Los Elegantes, los Escándalos fueron los mejores músicos en su terreno, aunque su carrera profesional se viese truncada pocos meses después de ver editado su flamante disco.

Así, de igual forma que Los Elegantes, el grupo acabaría renegando de un exigente público mod cada vez más crítico y que ya empezaba a abogar por el purismo como única manifestación legítima dentro de su escena musical.

De esta forma, Escándalos se disolvió en 1986, ya con un line up totalmente reformado que sólo contaba con Paco, el batería (casi un clon de Rick Buckler) como único superviviente del cuarteto inicial. Posteriormente, algunos ex componentes del grupo fundaron bandas como El Refugio o The Settin Sons. Más de diez años después, Paco Ortega se integraría como batería de una banda mod de Lleida denominada Unexpected.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Pablo M. Vaquero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario