Ilegales

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
En 1977, Jorge Martínez, Juan Carlos Martínez y David Alonso forman el trío Madson, que más tarde en 1979 se convertiría en Los Metálicos que arrastró muchísima gente en Asturias. A finales de 1980, Juan Carlos Martínez -hermano de Jorge- saldría del grupo y fue reemplazado por Íñigo Ayestarán en el bajo, año en el que bautizaron a la banda con el nombre de Ilegales. Íñigo abandona el grupo en 1981, y entra David Alonso quien inscribe al grupo en el concurso "Villa de Oviedo".

Su primer disco fue compartido con otros grupos astures (Sombrero de copa, Rimmel y Squizo), y en él se incluyeron los temas 'Europa ha muerto', 'La Fiesta' y 'Princesa equivocada', como resultado de su participación en la I Muestra Pop-Rock de Asturias en 1981. Su gran repercusión hace que su primer Lp en solitario de título homónimo, tras el edición del single 'Revuelta juvenil en Mongolia', irrumpa en el mercado con un lanzamiento de primera línea, proyectando su música a nivel nacional.

Jorge Martínez venía de tocar en Madson, una banda de rock de finales de los 70. Junto a los también gijoneses La Banda del Tren conformarían la apuesta más guitarrera y clásica de la nueva ola asturiana.

En 1982, tras insultar en directo a miles de jipis en un concierto compartido con Miguel Ríos y ver peligrada su integridad física, con Jorge Martínez (guitarra, voz y compositor), Iñigo Ayestarán (bajo y coros) y David Alonso (batería) el grupo edita con el sello independiente asturiano Arrebato el single 'Revuelta Juvenil en Mongolia' (punk-rock contundente) y 'La pasta en la mano' (una joya de pop melódicamente desgarrado).

Ese mismo año el promotor Paco Martín, desde Madrid, se fija en los gijoeneses y compra la producción para lanzar el primer Lp de Ilegales, de título homónimo, bajo el sello Hi-Fi Electrónica.

Al año siguiente, en 1983, Willy Vijande, que proviene de los punks ovetenses Suybalen y Terlenka, sustituye a Iñigo como bajista.

La gestión de su paisano Victor Manuel les llevó a tomar contacto con la multinacional Epic y, en 1984, registran su segundo álbum, 'Agotados de esperar el fin', un rotundo éxito que les propició fama y muchos conciertos.

'Todos están muertos', un disco notablemente más duro que los anteriores, cuyas canciones, a pesar de ser vetadas en algunas emisoras, se hacen populares inmediatamente, fue producido en su totalidad por Jorge Martínez. Ve la luz en 1985, en un momento en el que el grupo ya contaba con editorial musical, equipo de sonido propio y sello discográfico, Discóbolo Records, sello bajo el cual grabarían un doble disco en directo, titulado precisamente 'Directo', en la discoteca Big Ben de Lérida.

Ese año, fueron contratados para tocar en Sudamérica, mas concretamente en Ecuador. Para la gira por Sudamérica, Ilegales contaba con un nuevo batería, Alfonso Lantero en la batería. Ilegales también estuvieron de promoción por Puerto Rico y Colombia. De regreso a España, no paran de tocar en directo mientras que preparaban su nuevo disco 'Chicos pálidos para la máquina', que vería la luz en 1988, significando la culminación definitiva del grupo. Su tema 'Angel exterminador' se hace enormemente popular y, ese mismo año, Ilegales realiza una gira por América y otra por Europa que finaliza en el Festival Internacional de Berlín. Después de la salida del disco, Willy Vijande abandona la banda.

En el año y medio siguiente, Vijande fue sustituído por dos bajistas, Alejandro Felgueroso y Rafa Kas, y grabaron el disco '(A la luz o a la sombra) Todo está permitido' en 1990.

En 1991 Jaime Belaustegui entra como baterista y Willy Vijande se reincorpora para grabar 'Regreso al sexo químicamente puro' y entra como nuevo bajista Alejandro Blanco, "Jandro Espina".

En 1995 fichan por Avispa, con quienes empiezan una nueva etapa discográfica. 'El corazón es un animal extraño' (1995) es el título de su octavo trabajo, un disco con el que Ilegales retornaba a los escenarios y en el que se recogían las nuevas corrientes del rock sin perder el sello incontestable "ilegal". Tal vez sea el disco más oscuro del grupo, pero uno de los favoritos de los seguidores, en el que destaca la canción que pone el nombre al disco y la versión de 'El loco soy yo'.

Tras un largo descanso, en 1998 vuelven con el que sería su noveno disco, 'El apóstol de la lujuria', una provocación en forma de doce temas que despliegan el mejor rock'n'roll de principio a fin. Doce temas cáusticos donde los haya, demoledores, ácidos... en la más pura línea de su líder y compositor de siempre, Jorge Martínez. 'He regresado', su primer single (también convertido en video-clip), apareció como avanzadilla contundente y alcanzó los mejores puestos en las listas de éxitos nacionales. 'He decidido comportarme' es la segunda entrega del disco, publicado ya en 1999, un single rebosante de mensajes sarcásticos. Su rock puro, característico e ilegal está garantizado en todo momento.

En Agosto de 2001, la banda regresa de nuevo a Sudamérica, ofreciendo varios conciertos míticos en Ecuador, y una vez de regreso a España, sale al mercado la recopilación 'Somos unos macarras', un doble CD con los singles primitivos de la banda y los tres primeros discos remasterizados.

En 2002 de nuevo la banda es contratada para regresar a Sudamérica y hace una minigira por varias ciudades de Ecuador. Ese mismo año, realizan un excelente recital en Santiago de Chile y en septiembre Jorge Martínez se encarga de contactar a todos los miembros que han pasado por la banda para conmemorar los 20 años de carrera musical de Ilegales con un concierto realizado en la Plaza de la Catedral de Oviedo ante mas de 15.000 personas y cuyo resultado se resume en un doble Cd y un Dvd del evento.

Los éxitos cosechados en tierras latinas hacen que Ilegales vuelvan en marzo de 2003, en esta ocasión a Colombia, y realiza un memorable concierto en la ciudad de Medellín. Inmediatamente se encaminan de nuevo a Ecuador para ofrecer dos recitales en Guayaquil. Al regresar a España, la banda termina una agotadora gira, para concentrarse en la grabación del nuevo disco que sale al mercado en noviembre con el nombre 'Si la muerte me mira de frente, me pongo de lao'. Al instante entra en las listas de los discos más vendidos de España.

Entre 2006 y 2008, Ilegales vuelven a protagonizar sendas giras por América par ala presentación del disco (Ecuador, USA, Colombia y México), donde tienen muchísimo éxito, y al regresar a España, la banda continua activa y tocando por todo el territorio.

A finales del 2009, Ilegales lanzan al mercado '126 Canciones Ilegales', un box-set antológico que recopila, a través del sello Pop Up, sus nueve discos de estudio, además de otras once canciones inéditas. Ese mismo año, el grupo recibe un disco de diamante en reconocimiento a sus mas de 1.000.000 de discos vendidos en toda su carrera.

En 2010, Jorge Martínez decide materializar el proyecto que tiene en mente desde hace muchos años llamado Jorge Ilegal y Los Magníficos, proyecto que para él no es compatible con Ilegales y decide terminar con el grupo. Debido a esto, el se embarca por una agotadora gira de despedida por toda España donde todas las localidades se venden, y en marzo de 2011 se despiden de América con dos apoteósicos conciertos en Ecuador.

A finales de ese mismo año, aparece 'Once canciones ilegales' que recoge nuevamente, todos los temas inéditos de la caja recopilatoria.

En septiembre de 2011 Lanzan el mercado el Cd+Dvd de su último concierto en la sala Penélope en Madrid, grabado en diciembre de 2010 durante la gira de despedida, que llevó por título 'Ni un minuto de silencio'.

A partir de ese momento, Jorge Ilegal se convierte en Jorge Martínez y Los Magníficos, dejando de lado el rock para tocar otros estilos como el bolero, el joropo o el cha-cha-cha. Hasta el momento llevan tres discos editados, 'Jorge Ilegal y Los Magníficos' (2011), 'El guateque del hombre-lobo' (2012) y el directo 'Nos vimos en el psiquiátrico' (2015).

Pero en marzo de ese mismo año de 2015 se produce el celebrado regreso de Ilegales como tal, y bajo su propio sello La Casa del Misterio, lanzan el disco 'La vida es fuego', disco que combina diversas facetas del sonido ilegal, en los once nuevos temas que contiene. Graban el videoclip de 'Voy al bar', primer sencillo del disco, dirigido por Fernando Rónchese, quien optó por rodar en un plano secuencia dinámico. En octubre aparece el segundo vídeo-single 'Regresa a Irlanda', un tema punk-rock melódico, con una letra irónica y el tono de humor ácido que caracteriza a Jorge Martínez.

En Marzo de 2016 se produce un luctuoso hecho que remueve los cimientos del grupo con la muerte de su bajista (desde 1994) Alejandro Blanco, "Jandro Espina", con tan sólo 45 años de un infarto cardíaco.



Redacción NO80s
(Aportaciones: los-ilegales.com, Canal Youtube Luis Prisionero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario