Juana La Loca

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Detrás de éste nombre histórico se esconde la peculiar figura de Hilario Cortell. Éste atípico personaje llevaba desde los dieciséis años rolándose en variopintos proyectos musicales, Seenamous, Obús (no confundir con los metaleros madrileños), Dalilas o Esgrima, son un aproximado ejemplo de combos por donde el sujeto se fraguó. Juana La Loca se funda en 1984 tras la marcha de Hilario Cortell de Esgrima, indiferencias entre algunos de sus componentes sobre todo con Gabotti, hacen que Hilario abandone el grupo, para que posteriormente, y bajo la batuta de él mismo, se invente ésta nueva hazaña denominada Juana La Loca.

Hilario Cortell (voz) recluta en su nueva aventura a experimentados músicos para conformar una sólida banda: Nachó Mañó (guitarra), que estuvo enredado en Less o había colaborado con numerosos grupos de la geografía nacional, entre ellos Mecano, Gabriel Piñana (bajo) había formado parte de los divertidísimos Stylo Gráfico, Rafa Villalba (batería), que anteriormente estuvo a las órdenes de Margaret Seidler 'Maggie' en Manía e incluso colaboró con Glamour en la última etapa de éstos, y cierra la banda Rafa Serra (guitarra acústica).

La música que Juana La Loca emitía se podría definir como un pop agradable, con letras sorpresivas y originales, y que su líder Hilario Cortell solía inventar con suma facilidad y rapidez.

En 1985 graban una maqueta que es incansablemente radiada en programas como "Efemanía" de Radio Color, o "Diario Pop" de Radio 3. Su manager Alberto Vilar, se encargó de enviarlas a todas las emisoras de radio y discográficas oportunas, y es gracias a esto como entran en contacto con la multinacional Wea.

Juana La Loca firmarían un suculento contrato con la discográfica por cuatro Lps y cinco años, aunque aquello después no durara más de seis meses y un maxi. Tras unos reajustes en sus letras y algunos títulos de sus canciones, la multinacional les graba un primer maxi con tres temas que fue producido por Richard Preston, productor, entre otros, de los australianos Go Betwen’s y Troy Tate, guitarrista de Tearsdrops Explorers. Grabado entre los Estudios Kirios de Madrid, y Arista Studios de Londres, se lanza el trabajo al mercado a mediados de 1986 con los temas: 'Unas Mil Chicas O Así', 'El Sol y La Luna', y 'Sólo Un Golpe'. Todas las canciones llevaban la firma de Hilario Cortell, y como single se extrajo 'Unas Mil Chicas O Así', partes 1 y 2, en sus caras A y B respectivamente. Lo curioso de ésta canción, es que en su versión maqueta y video-clip se hacía llamar 'Cayeron Chicas Del Cielo', pero se ve que a Wea no le hacía mucha gracia éste título tan normal e hizo cambiar además del encabezamiento parte de la letra del tema. Éste maxi, que en un principio debía de haber sido todo un Lp, no vendió excesivas copias, ya que la compañía ante su inoperancia promocional, y su nulo apego con Hilario Cortell y viceversa, no se arriesgó a dar el paso definitivo con el grupo.Los cuatro Lps y cinco años acordados quedaron en una simple anécdota. En el tintero se colgaron canciones como 'Hilo De Lana', que debía sonar como próximo single, o 'Quiero Ser Actor', excelentes piezas que se hubieran acoplado perfectamente en un primer plástico. Wea si que añadió a Juana La Loca en ése verano de 1986 en un par de Lps recopilatorios emitidos entre algunas de sus mas recientes referencias: El primero se llamaba 'Todos Los Discos No Son Iguales', en donde 'Unas Mil Chicas O Así' parte 1, iba acompañada con artistas tan dispares como Miguel Bosé, Ángeles Del Infierno, AC/DC, Alphaville, Objetivo Birmania o Van Halen. El segundo, que lo llamaron 'Disco Sound', era un doble l.p. en el que figuraba de nuevo 'Unas Mil Chicas O Así' (versión larga), es decir partes 1 y 2 ensambladas, junto a otros mixes de The Call, Phill Collins, Círculo Vicioso, Jan Hammers o De Diego. Como se puede ver con Juana La Loca, hubo falta de originalidad e inclinación.

Después de este varapalo con la compañía, Hilario Cortell decide poner, a finales de 1986, punto y final a la banda. Juana La Loca pudo haber sido la consagración definitiva a la figura de Hilario Cortell, además, dispuso del teórico apoyo de una multinacional como era Warner, que le tendría que haber llevado en bolandas hacia la popularidad, pero estamos hartos de ver que el estar atado a una compañía de este calibre no significa nada, y en la mayoría de ocasiones es perder mas el tiempo que otra cosa. Juana La Loca se despidió de la afición ofreciendo un curioso concierto en una playa nudista en la isla de Ibiza, raro como siempre.

Hilario Cortell estuvo en el anonimato hasta mediados los años noventa, en donde reapareció ingeniando un grupo llamado Hilario y Los Incatalogables, posteriormente llamado Los Incatalogables y Yo, con el cual dispone de un Cd donde está rodeado de excelentes músicos como Paco Matallín, que recupera de su anterior etapa con Esgrima, Rafa Játiva o José Luis Macias.

Mientras tanto, Rafa Serra se puso a las ordenes de Vicente Faus en Paris No Importa, Rafa Villalba formó Bongos Atómicos y, posteriormente, y hasta la fecha de hoy, es batería de Seguridad Social, Gabriel Piñana en la actualidad forma parte de Benben, ya con tres Cd’s a sus espaldas, y por último Nacho Mañó que, además de colaborar y producir a un sin fin de grupos, forma parte hoy en día del trío Presuntos Implicados.



Redacción NO80s

2 comentarios:

  1. El vídeo no corresponde a este artículo.

    ResponderEliminar
  2. No es Juana la Loca de Hilario Cortell, ni ninguna formación relacionada con él. Saludos.

    ResponderEliminar