La Banda del Tren

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Pioneros de la nueva ola estatal, La Banda del Tren se agrupa en Gijón (Asturias) en 1979 bajo la influencia del rythm´n´blues y el soul clásico, compartiendo parámetros musicales con muchas bandas británicas y americanas de la por entonces emergente new wave.

Muchos testimonios sitúan de forma errónea a otras bandas como Stukas (formados en los '60) o Ilegales (el grupo gijonés de rock por excelencia) como principales precursores de la nueva ola asturiana, aunque lo cierto es que La Banda del Tren, ante la escasez de festivales, fue la primera formación en tocar exclusivamente rock (y por supuesto R&B y soul) en los escenarios de las salas de fiestas y verbenas de los pueblos de aquella región, abriendo el camino a los nuevos grupos (Paso de Cebra, Ilegales...) y a otras formaciones más veteranas como los mencionados Stukas, que por aquella época aún funcionaban como una orquesta e incluían pasodobles y sevillanas en su repertorio.

No obstante, al igual que otras bandas de su mismo rasero (los madrileños Mermelada...) las maquetas de La Banda del Tren fueron obviadas por la crítica musical especializada, más interesada en difundir propuestas menos profesionales y más innovadoras. Probablemente, de haber desarrollado su carrera desde una gran urbe, La Banda del Tren hubiese llegado a alcanzar unas cotas de popularidad semejantes a las conseguidas por grupos como Los Elegantes o, al menos, un reconocimiento de la crítica especializada semejante al recibido por Mermelada.

La Banda del Tren se constituyó inicialmente con Tete Bonilla (voz y saxo alto), Chema Bazo (guitarra y voces), Juanjo Mintegui (guitarras), Iñigo Ayestarán (bajo), César Sánchez (saxo tenor) y Negrín (batería). Aquella formación era la continuación de una aventura musical que Bonilla y algunos de los músicos mencionados habían emprendido dos años antes, en 1977, bajo el nombre de Tren de Largo Recorrido, como clara alusión a un tema clásico de los Dobbie Brothers.

En su repertorio había lugar tanto para las composiciones propias como para excelente versiones de temas originales de Comander Cody, Rolling Stones, Marshall Tucker Band, Otis Reading y otros. Más tarde, en 1980, tras regresar del servicio militar, Iñigo Ayestarán se une a los futuros Ilegales, siendo sustituido por el bajista Julián Cabañas, proveniente a su vez de formaciones como Merry Blues y otras.

De este modo, tras numerosas actuaciones por Asturias y otras regiones españolas con la nueva formación, en 1981 graban su primera maqueta con la ayuda de Manolo Tena (excomponente de los levantinos Lemon Show y los madrileños Cucharada). Al año siguiente, en 1982 graban un single para la Sociedad Fonográfica Asturiana (SFA) que cuenta con Teddy Bautista (excomponente de los míticos Los Canarios) como productor. El resultado son dos muestras contundentes de las canciones propias que el grupo asturiano ejecuta en directo: 'Esclavo de la noche' y 'No tengas miedo de la oscuridad', excelentes trabajos guitarreros, con una potente voz y una arrolladora sección de metal, virtudes que les proporcionan cierta popularidad y prestigio en el resto de la península.

Además, por esa misma época graban un vídeo para RTVE, y sus dos temas plastificados se incluyen en sendos recopilatorios de nuevas bandas estatales: 'Fiesta Independiente' y 'Locos por la música', este último editado por un nuevo sello independiente madrileño en connivencia con el programa de televisión Pista Libre. Después de la grabación del sencillo, Negrín decide abandonar la música, siendo sustituido por el batería Tomás Asueta, procedente del grupo Asturcón.

En 1983, convertidos ya en un grupo de culto en su tierra, La Banda del Tren viaja a Madrid para registrar lo que será su primer álbum, 'Terminal Norte', un trabajo que se verá accidentado por diversos motivos. Tras largos días de espera en los estudios Kirios, el productor (de nuevo Teddy Bautista) no aparece, y el grupo se ve abocado a realizar la grabación precipitadamente.

Se registran 13 temas propios y una acertada adaptación del 'Come on everybody' de Eddie Cochran (reconvertida en 'Venid a la fiesta'), pero el nefasto corte del vinilo impide que se pueda apreciar con claridad el excelente trabajo que se había realizado en el estudio. Aún así, temas como 'Sueño de Papel' (primer single extraído), 'Dos' (una arrebatadora historia de desamor en clave de atractivo power-pop), 'Sophie' (contundente y pegadizo pop-rock), 'El hombre que durmió con Chrissie Hynde' (un magnífico guiño a The Pretenders) y otras, dejan entrever la calidad de un grupo que empieza a cansarse de tantas rachas de mala suerte y de la incomprensión hacia sus logros de los popes de la crítica musical, que manifiestan su respeto por la banda pero no terminan de apoyar su definitivo despegue mediático.

El grupo se disuelve al año siguiente, en 1984, tras un puñado de conciertos memorables (Don Domingo...). Y su figura no será reivindicada hasta finales de la década, con el regreso de la moda de los sonidos sixties por parte de grupos como Los Cautivos o Los Murciélagos.

Es reseñable que, tras la desaparición de La Banda del Tren, en la vecina Galicia aparece un grupo llamado Terminal Norte (título del álbum de los asturianos) que gana un famoso concurso de rock de ámbito estatal y ve editado un tema llamado 'Sophie' con idénticos acordes, melodía y riffs que los del tema del mismo título de La Banda del Tren, pero sorprendentemente firmado por el grupo gallego. Que esto no se reflejase en los medios de la época explica en cierta medida una actitud que acabó llevando al grupo asturiano al hastío.

Tras la disolución de La Banda del Tren, su líder y vocalista, Tete Bonilla, formaría a renglón seguido El Contacto junto a sus excompañeros Juanjo Mintegui (guitarra), Tomás Asueta (batería) e Iñigo Ayestarán (ya exbajista de Ilegales), un cuarteto de intenciones similares a la formación anterior y que se disuelve al año siguiente debido a los problemas de Ayestarán con la heroína, algo que acabará con su vida pocos años después (fallece en 1988). Además, Bonilla, que realizaba desde 1982 el programa 'La hora de Batman' en Radio Asturias, decide dedicar todo su tiempo a su labor profesional como periodista en Radio Nacional de España. Aún así, entre 1988 y 1989 se encargaría de producir los primeros trabajos discográficos de bandas como Cautivos y Esquil y Los Mures. Por su parte, algunos de los antiguos componentes del grupo continuarán su trayectoria musical como músicos de estudio. Años más tarde fallece el batería Tomás Asueta.  

La reedición de la discografía de La Banda del Tren (un single y un LP) ha sido una cuenta pendiente de la industria discográfica hasta el año 2003, cuando, con motivo del vigésimo aniversario de su debut discográfico, el sello Fonoastur emprende la labor de editar en un CD las grabaciones anteriormente publicadas por SFA, con los alicientes de incluir grabaciones inéditas del combo y remasterizar correctamente tanto sus viejas canciones como la única maqueta conocida de El Contacto.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Pablo M. Vaquero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada