Vulpess

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Hacia 1981 la asimilación del punk británico en el estado español dejó de ser un entretenimiento exclusivo de algunos jóvenes de clase social pudiente, y la influencia de las bandas del 77 se extendió como un reguero de pólvora por los cascos antiguos de varias ciudades españolas. Por primera vez en la historia de España, gracias al revulsivo musical inglés, la clase obrera y los cachorros de la alta burguesía podían compartir barra de bar, sala de conciertos y , sobre todo, local de ensayo.

De aquella segunda hornada de rock-punk español salieron grupos con bastante más ética y estética que sus inmediatos predecesores, bandas de efímera vida con más actitudes nihilistas que aptitudes musicales, y entre ellos destacaron verdaderas bombas sonoras como Espasmódicos, en Madrid; Último Resorte, en Barcelona; o el caso que ahora nos ocupará: las Vulpess, procedentes de Baracaldo.

Pero retomando los inicios de la gestación de la banda, en un principio estuvo integrada por las hermanas Vázquez, Lupe (voz) y Loles (guitarra) y dos amigas, Susi (bajo) y Tere (batería). En la primavera de 1981 el grupo lo conforman Loles y Lupe junto a su hermano, Bernardo Vázquez como batería (ex de MCD, y en esos momentos en Crisis), con Begoña Astigarraga al bajo (procedente de N-634) y Estíbaliz Markiegui, como vocalista. Tras varios cambios, su formación definitiva fue la constituida por Mamen "Evelyn" (voz), Loles Vázquez "Anarkoma" (guitarra), Begoña Astigarraga "Ruth" (bajo) y Lupe Vázquez "Pigüy" (batería).

Durante 1982 graban un par de maquetas,  'Maqueta' y 'Euskadi'82'.

Su nombre ha pasado a la historia más por la bochornosa querella que les puso el fiscal general del Estado que por sus discretos logros musicales, que, dicho sea de paso, nunca fueron ni más auténticos ni más fuertes que los de otros combos con tachuelas de su misma quinta musical y que hoy casi nadie recuerda. En realidad, de no llegar a actuar en la televisiva "Caja de Ritmos" de Carlos Tena, con su consiguiente y -repito- bochornoso escándalo, seguramente hoy se las recordaría aún menos que a los brillantes y olvidados OX Pow o a otras estupendas formaciones como las antes mencionadas.

Las Vulpess (zorras, en latín) comenzaron a organizarse en Euskadi, en el Bilbao lumpen de finales de 1981, por iniciativa de una joven rockera de la facción dura llamada Loles Vázquez, aunque no sería hasta casi dos años después cuando lograsen culminar una formación medianamente estable. La mencionada Loles (autobautizada como Anarkoma) hacía alarde en los fanzines de la época de la veintena de miembros femeninos que habían pasado por Vulpess desde su fundación hasta la grabación de su primer y único disco, un single que les editó el sello madrileño Dos Rombos en 1983 con los temas 'Me gusta ser una zorra' e 'Inquisición' .

El tema de todos conocido no era más que una simplista revisión del 'I wanna be your dog' de los Stooges de Iggy Pop, una versión en castellano que no alcanzaba ni de lejos la realizada poco antes por Parálisis Permanente. En su 'adaptación' hispana, firmada por Loles, se gritaban los versos que tanto miedo le dieron a Álvarez del Manzano (por entonces muy necesitado de atención pública) y a la ridícula 'Comisión por una televisión digna': 'Prefiero masturbarme yo sola en mi cama / antes de acostarme con quien me hable del mañana / Prefiero joder con ejecutivos / que me dan la pasta y luego vas al olvido'.

En la cara B del sencillo se alojaba 'Inkisición', otra 'joya' de la pluma de Loles que lanzaba proclamas muy del momento con un acelerado ritmo que invitaba al pogo. La formación que grabó el disco, fue presuntamente la siguiente: Las hermanas Loles y Guadalupe Vázquez (guitarra y batería respectivamente), Begoña (bajo) y Mamen (voz) aunque en el trabajo discográfico se adivinan demasiados redobles de batería y rasgueos de guitarra que sonaban ligeramente más atinados que los que ofrecían en su lamentable directo. Algo sencillamente sospechoso.

Las edades de las componentes de Vulpess oscilaban entre los 19 años de Mamen y los veintitantos de Loles, y sus influencias musicales, según confesaban ellas mismas, iban desde el rockabilly al punk más básico (Pistols, Ramones...) pasando por la adoración que Loles profesaba al american work class heroe, Bruce Springsteen. En su ajustado repertorio -no llegaban a la media hora de concierto- había lugar para versiones de los Ramones: 'Sheena is a punk-rocker' (rebautizada como 'Suzy es una cabezota') el 'Something else' de Eddie Cochran o temas propios como 'Sexo por la cara' y 'Deja tu sitio de una vez'.

Las Vulpess eran el terror de los figurines punks de Las Arenas y distritos colindantes, y ensayaban en una lonja de la zona portuaria de su ciudad . Cuando apenas había dado dos conciertos (en Tope y en un festival local) el cuarteto ya habían sacado una serie de posters y adhesivos con el logotipo del grupo: el nombre latino culminado con el grafismo de la doble ese (SS) del Schtzstaffe nazi. A este detalle, aunque producto de la ignorancia, no hay que sacarle connotaciones equivocadas, ya que era algo muy habitual dentro de las provocaciones estéticas de la época. Sin ir más lejos, baste recordar al bajista negro que tocó con una de las formaciones de Sid Vicius enfundado en una camiseta con la esvástica hitleriana.

Volviendo al fugaz momento de gloria del grupo, cuando salió el single lo hizo en olor de multitudes, luciendo en la portada una advertencia de los peligros que la ya popular canción podría hacer en la sensibilidad del oyente. Su contraportada mostraba orgullosa un collage realizado con los muchos recortes de prensa que les propició el escándalo, al que ayudó bastante el ABC dirigido por Luís María Ansón, que, lejos de dañar al combo femenino lo elevó directamente a los altares de la historia del rock estatal cuando publicó íntegramente la letra del dichoso tema en sus páginas centrales (con editorial incluido).

La gira de promoción del corto fue un tanto accidentada. En la sala Rock-Ola junto a La UVI los encargados de seguridad les dieron una samanta tras el escenario una vez concluido el concierto. Al ir a poner la denuncia en comisaría... al parecer allí estaban ellos. Eso de “Policía asesina” no les debió se sentar muy bien. En Benavente (Zamora) llegaron dos autobuses de la extrema derecha para boicotearles. En Mallorca se les retuvo el equipaje en el aeropuerto por una papelina de cocaína y la prensa publicó al día siguiente poco menos que eran traficantes. En Burgos un público conformado por militares las instaban a que hicieran honor a su nombre. En otras ocasiones, les metían en conciertos compartiendo cartel con bandas como Azul y Negro, Vídeo o Charol. Se llegó a anunciar un concierto con Barón Rojo en la Plaza de Toros de Bilbao para el 1 de julio de 1983, pero no llegó a celebrarse. Al parecer la policía judicial cerró las taquillas el mismo día al comprobar que dos horas antes de que Vulpes salieran a tocar solo se habían vendido 83 entradas legales. Estuvieron también a punto de actuar en la cárcel de Basauri en un festival organizado por la Organización de Presos el 25 de agosto de 1983. Finalmente no tocaron ya que las autoridades carcelarias lo consideraron peligroso por temor a la reacción de los presos, vistas las dimensiones del escándalo. Lo cierto es que ni siquiera pudieron sacar tajada de aquel revuelo.

Cuando se separaron estaban sin local y sin dinero. Lupe se mudó a Barcelona con su novio, que tocaba en Decibelios, y tocó en Los Canallas. Begoña, Loles y Mamen, por su parte, colaboraron con multitud de bandas en diferentes proyectos.

En verano de 1985 se reunirían de nuevo para tocar en Bilbao en varios conciertos organizados con el objetivo de recaudar dinero para sacar la sala Garage adelante, junto a Kortatu y M.C.D., entre otras bandas..

En 1993 fallece Lupe Vázquez, batería del grupo.

Su principal tema fue motivo de recopilaciones varias, como el caso de Locomotive Records cuando lanzaen 1995 'Grabaciones encontradas' o, más recientemente, en 2011, con la recuperación de la mítica cassette de 1983, 'Spaniard Punk Olé' que renueva el sello Producciones Magnetofónicas Piratas, en el que también incluyen 'Inkision' y 'Anarkia en TV'.

En el año 2003, el día 29 de noviembre y como homenaje al 20º Aniversario de la muerte de Lupe, comenzaron a dar nuevos conciertos, algunos de ellos con notable asistencia de público, hasta que en 2005 se reunen puntualmente en el estudio para grabar el álbum 'Me Gusta Ser', puesto en circulación por Oihuka en 2006. Una vez editado, volvieron a separarse. Contaron con la ayuda de Joaquín «Killer» González a la guitarra.

Por último, en 2012, el sello Punkaway Records, distribuido en un principio por Metadona Records, puso en circulación un Lp, en vinilo de 180 grs., el primero de los dos pases del mítico concierto ofrecido por las bilbaínas Vulpess en la sala Barbarela Rock de Palma de Mallorca en Mayo de 1983, en el que destaca el buen sonido de la grabación. El título fue 'Barbarela '83', en el que incluyen una versión del 'Warhead' de los UK Subs.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Pablo M. Vaquero, web Mar1966, lafonoteca.net)

3 comentarios:

  1. Son increibles los fallos que hay en esta "biografia"??? por llamarlo de alguna manera....

    ResponderEliminar
  2. Son increibles los fallos que hay en esta "biografia"??? por llamarlo de alguna manera....

    ResponderEliminar
  3. Hola , quien ha hecho esta biografía por dios !!!!!
    Informate un poquito
    Que todo vaya bien .....

    ResponderEliminar