Los Enemigos

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Su historia comienza en Madrid, en 1985. En uno de los múltiples garitos rockeros del barrio de Malasaña se conocen el guitarrista Josele Santiago y el batería Artemio Pérez Fillol. Junto a Roberto Arbolea constituyen la primera formación de Los Enemigos, que unos meses más tarde ganará el concurso de Rock Villa de Madrid. Roberto es sustituido por un bajista llamado Michi González (procedente de Johnny Comomollo y sus Gangster el Ritmo), firman con la discográfica Gasa y en 1986 graban su primer álbum, 'Ferpectamente' , en el que se esbozan algunas de las líneas estilísticas que más adelante desarrollará el grupo de forma más personal: rock cañero de inspiración añeja y potentes riffs de guitarra, rhythm and blues peleón, letras rebozadas en un humor un tanto bestia. Canciones como 'Florinda', 'Complejo', 'Fuagrás', 'Tengo una casa' o 'Dónde' les convierten en una de las bandas más populares en el circuito madrileño de pubs y locales con música en vivo.

Aparece entonces Fino Oyonarte, un bajista recién llegado de Almería al que conocen a través de Glutamato Yeyé, con los que había tocado Josele durante una temporada. Fino reemplaza a Michi y se convertirá en pieza insustituible del grupo.

En 1988, Los Enemigos publican su segundo álbum, 'Un tío cabal' , de nuevo con el prestigioso productor Paco Trinidad en los controles. El trío va perfilando mejor su particular sonido y estilo conforme Josele va ganando confianza y soltura a la hora de componer y de cantar; claros ejemplos de ello son canciones como 'John Wayne', 'Yo el rey', 'No amanece en Bouzas' o 'Qué bien me lo paso', desde entonces piezas clave del repertorio del grupo en sus conciertos. Pero las relaciones entre Josele y Artemio empiezan a agriarse y el batería decide abandonar tras la publicación del disco. Su sustituto será Chema Pérez, quien rápidamente se gana el apodo de Animal por su contundencia al aporrear los tambores.

Con Josele, Fino y Chema se consolida la que será la formación definitiva de Los Enemigos hasta la actualidad (con la posterior incorporación del guitarrista Manolo Benítez, acompañante habitual en directo desde esa época). Y en 1990 aparece su tercer trabajo discográfico, 'La vida mata', que supone un decisivo salto cualitativo y la primera obra de madurez del grupo. Las nuevas composiciones de Josele ganan en complejidad y, al mismo tiempo, en originalidad; las influencias son menos evidentes y la banda empieza a desarrollar un discurso propio, basado en la cruda energía de las guitarras y en los ácidos textos y la arrastrada voz de Josele: temas como la muerte y la religión planean sobre la mayoría de canciones del álbum. Por ejemplo, 'Septiembre' relata los últimos pensamientos de un chaval que se suicida dejando a sus padres una nota en la que dice "id a por el pan y a por la leche, que yo no voy a ir". 'Septiembre' y 'Desde el jergón' (reflexiones tras los barrotes de la cárcel) quedarán como dos de las más brillantes canciones que Josele haya escrito nunca; 'Yo no quiero ser feliz', 'Ouija' o 'El gran calambre final' son también reveladoras de las inquietudes y preocupaciones vitales de Josele, a la sazón estudiante de Filosofía.

Las críticas que recibe 'La vida mata' son inmejorables, e incluso a finales de ese año Diario 16 les concede el Premio Icaro al "valor más prometedor de la música española"; pero, si en el plano creativo el grupo atraviesa un momento excelente, en el aspecto comercial sigue moviéndose en circuitos minoritarios y sólo alcanzan a vender unas 8.000 copias de este tercer disco. Aun así, su discográfica sigue confiando en ellos y al año siguiente graban su disco más ambicioso y trabajado hasta la fecha, 'La cuenta atrás', en el que continúan ampliando su espectro sonoro y dotando a las nuevas canciones de mayor riqueza de arreglos (incluyendo algunos vientos y cuerdas). Ligeramente más pop y menos oscuro que el anterior disco, La cuenta atrás comienza a sonar en las radiofórmulas y les hace llegar a nuevos públicos, elevando sus ventas hasta casi 20.000 ejemplares.

Pero, cuando mejor parecían rodar las cosas y más próximo se adivinaba el éxito, un cúmulo de hechos y circunstancias adversas colocan a la banda en una difícil situación. Primero, la muerte en accidente de su mánager e íntimo amigo Lalo Cortés supone un duro golpe; luego, las negociaciones para renovar su contrato discográfico no marchan bien, y aparece en escena la multinacional RCA-Ariola con una sustanciosa oferta; para colmo, Josele atraviesa una época muy complicada debido a su adicción a la heroína. A fin de cumplir su contrato con Gasa y poderse marchar a RCA, el grupo decide grabar a toda prisa un disco con temas sobrantes de los discos anteriores y de maquetas, que se llamará 'Sursum corda', y a continuación entra a grabar (ya para RCA) otro con las canciones nuevas en las que llevaban algunos meses trabajando, 'Tras el último no va nadie'. Ambos discos verán la luz en 1994, aunque en orden inverso al que se grabaron (un año más tarde, Gasa lanzará la recopilación '...Alguna copla de Los Enemigos'). La campaña promocional de RCA comienza a dar sus frutos inicialmente, hasta que se producen cambios en el staff de la compañía y se desentienden del grupo; los excesos de Josele con la heroína y el alcohol le llevan a sufrir un colapso y se pasa un mes internado en un hospital en estado grave.

Tras una temporada sometiéndose a una cura de desintoxicación, Josele vuelve con energías renovadas y en 1995 Los Enemigos graban un Mini-Lp con dos temas nuevos, 'Hermana Amnesia' y 'Por la sombra', y cuatro versiones de canciones ajenas (de Abba, TV Personalities, Buddy Holly y Runaways). A finales de ese mismo año, graban en un caserío del País Vasco su siguiente álbum, 'Gas', uno de los más potentes y completos de su carrera, con canciones de gran calibre como 'Alegría', 'Dentro', 'No me caigo bien (me caigo mal)' o 'Sr. Correcto'.

Poco después, se encargan de la banda sonora de la película 'Tengo una casa'; graban una deslumbrante versión del 'Señora serratiano' para el disco de tributo 'Serrat, eres único'; se van de gira por México y Los Angeles; realizan una extensa gira por España; participan en un disco de tributo a Lorca musicando el poema 'Balad, balad, caretas' y en el de homenaje a Rosendo, 'Agradecidos...' Un periodo de intensa actividad que demuestra que los malos tiempos ya han pasado para ellos.

En 1997, concluida su relación contractual con RCA, buscan nueva compañía y recalan en el recién creado sello Chewaka, filial de Virgin. Con Manolo Benítez finalmente integrado en el grupo como miembro de pleno derecho, graban a finales del 98 el álbum 'Nada', otro contundente ejemplo de que la inspiración no se les ha agotado. Su siguiente trabajo será otra banda sonora, para la película 'Se buscan Fulmontis', de su buen amigo Alex Calvo-Sotelo, y en cuya grabación cuentan con la participación de Raimundo Amador: el disco incluye unas cuantas rarezas y versiones muy especiales de temas como 'I will survive', 'La felicidad' (de Palito Ortega) o 'Dirty love' (Frank Zappa).

Tras la correspondiente gira de presentación, el grupo decide tomarse una temporada de descanso a comienzos del año 2000. Es entonces cuando se gesta la idea de grabar un disco en directo para celebrar los quince años de vida de Los Enemigos; el proyecto se pone en marcha y en noviembre de ese mismo año realizan cuatro conciertos (en Granada, Valencia, Madrid y Santiago de Compostela) de los que se extrae el material para el doble Cd 'Obras escocidas. 1985-2000'. En total, serán 37 canciones correspondientes a todas sus épocas, y para la ocasión cuentan con una serie de amigos y colegas invitados: Rosendo, Los Planetas, Jorge Martínez (de Los Ilegales), Julián Hernández (de Siniestro Total), Ajo (de Mil Dolores Pequeños), Patacho (de Glutamato Yeyé), Miguel Bañón (de Los Marañones), Piti Sanz (de The Contentos) y el que fuera primer batería y fundador de la banda, Artemio Pérez Fillol. El disco, una magnífica antología de su trayectoria, salió a la venta el mes de febrero, y a continuación Los Enemigos vuelven a embarcarse en una larga gira por todo el país.

La gira del 2001 fue, ademas de larga, especial por la fuerza con la que afrontaron sus conciertos. Especial, fue ese concierto en el puerto de Malpica, glorioso espectáculo en un pueblecito pesquero de La Coruña, en pleno puerto, y a orillas de "A costa da Morte" donde vimos al Josele que hace tiempo queríamos ver. Con la frase bastante notable de Josele: "Por los percebeiros, con dos cojones". Pues venga chicos, esta va por vosotros cuatro.

Después de eso y cuando mejores momentos pasaban en cuestión de ventas y siendo masivamente reconocidos, nos anuncian su separación y la que se convertirá en su ultima gira. Josele nos explica un poco la situación en una carta a los seguidores, que seguro encontrarás interesante. También podrás leer las declaraciones y baciladas de todos ellos en la entrevista que ofrecieron al país justo antes de sus últimos conciertos en Madrid.

Para rematar, editan en febrero del 2002, un trabajo discográfico recopilatorio que lleva el nombre de 'Obras Escocidas. 1985-2000' (Alkilo Discos), su segundo y último directo.

Los Enemigos se separan cuando son ya parte de la memoria colectiva de la juventud española, y cuando viven un rotundo presente. Es sólo que, como decía el malogrado Alberto Haro, a quien Josele dedicó el segundo disco del grupo: "Antes morir que perder la vida".

Despues de 17 años de interminables giras, pasa a la historia una de las grandes bandas del rock nacional, pero esta gente lleva rock en las venas y con seguridad darán aún muchas sorpresas.

Mientras tanto Josele inicia su carrera en solitario que le da para, nada menos, que cuatro álbums (hasta el momento): 'Las golondrinas etcétera' (EMI, 2003), 'Garabatos' (EMI, 2006), 'Loco encontrao' (El Volcán Música, 2008) y 'Lecciones de vértigo' (El Volcán Música, 2011). Por su parte, Fino edita dos discos con sus posteriores grupo, Clovis, 'Respira' (Sinnamon Records, 2005) y 'Bajo la influencia' (Sinnamon Records, 2008); y Lo Eterno, 'Eterno saludo musical' (Sones, 2011).

Y precisamente las sorpresas antes citadas llegan en 2011 con la vuelta ("re-vuelta", según titulan ellos mismos) que viene dada con dos nuevos trabajos discográficos que ven la luz el mismo día, 19 de Junio de 2012. 'Hasta el lunes' es un disco en directo que recoge el último concierto de la banda en La Riviera madrileña, el 7 de abril de 2002. Por otro lado aparece 'Desde el jergón', el recopilatorio antológico de la banda que se concentra en 5 Cds: CD1 (recopilación 1986-1990), CD2 (1991-1994) y CD3 (1995-2002) se puede encontrar todo el material editado de manera oficial, en el CD4 (rarezas e inéditos) y CD5 (audio del concierto de La Riviera del 7/Abr de 2002). Ambos son editados a través de la multinacional Warner Music Spain.

En Marzo de 2015, fallece Michi Gonzalez, el que fuera segundo bajista oficial de Los Enemigos, a la edad de 58 años.



Redacción NO80s
(Aportaciones: audiokat.com, Pedro J. Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario