Los Rápidos

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Los Rápidos se formaron en Barcelona de manera accidental en enero de 1980. Sergio Makaroff estaba buscando grupo de acompañamiento y de su selección nació la banda. El Sr. Makaroff tuvo buen ojo yo poco después su grupo ya estaba incubando el proyecto de hacérselos solitos.

Compusieron canciones y ensayaron para empezar a tocar en directo. La alineación se quedó como sigue: Manolo García (voces), Esteban Hirschfeld (teclados), Antonio Fidel (bajo), José Luis Pérez (guitarra) y Luis Visires (batería).

Todos los miembros ya llevaban años dedicados al rollo musical. Manolo empezó a los quince años en conjuntos de baile, Esteban estuvo en Los Mockers –una banda de Uruguay, su país natal, que se lo hacía de Stones sudamericanos, Antonio tuvo sus propias bandas en Cartagena y José Luis fueron miembros de Abedul, una formación de rock sinfónico que grabó un Lp y desapareció.

A pesar de seguir trabajando para Makaroff, Los Rápidos se movieron. Se promocionaron, contactaron con los medios informativos, dieron la tabarra en las compañías discográficas y grabaron una maqueta con seis canciones que sonaba de maravilla. Su trabajo dio frutos con bastante velocidad para lo que era el negocio musical de este país. EMI les contrató pensando apoyarlos para que consiguieran llegar a lo más alto posible. Algo parecido a lo que hicieron la pasada temporada con la Orquesta Mondragón. Pero esta vez, con un grupo de características muy diferentes, ya que Los Rápidos parecían tener una imaginación musical poderosa con intenciones de enterrar todas las modas para seguir trabajando en su música.

Enfrentado a sus teclados, Esteban Hirschfeld, fue un maniático de las grabaciones. Grabó casi todos los ensayos y actuaciones de los Rápidos, para su uso personal.

En directo, los Rápidos trabajaron duro, dándose mucha caña y cuidando del sonido. Manolo se montaba unos rollos increíbles, pasándose toda la actuación hablando, haciendo numeritos y corriendo de un lado para otro como un loco peligroso recién escapado del frenopático más cercano. Antonio, conectado a su potente y rítmico bajo, tampoco se estaba quieto. El resto también se divertían, pero los que más parecían pasárselo de miedo son los que estaban en la parte de la audiencia.

Sus maquetas grabadas sonaban perfectamente. Sus canciones basadas en melodías y ritmos del pop-rock más moderno, diseñadas a base de enfrentar la guitarra con los teclados, todo marcado por una potente sección rítmica. La mayoría de sus composiciones fueron rápidas, evidentemente, pero tenían en su repertorio un par de temas lentos, realmente bonitos.

Las historias, escritas en su mayoría por Manolo, describían situaciones y escenas cotidianas con un toque de alucinación y humor. 'Tócame', 'Realidad', 'Septiembre', 'Salir de aquí' o 'Taxi', fueron algunos de los títulos, estando representadas en su primer single, pero sin repetirse en el posterior Lp, que grabarían en noviembre de 1980. Vería la luz meses después, ya en 1981, de la mano de EMI.

Los Rápidos aportaron bastante honestidad y profesionalidad a la, por entonces, despistada e incipiente nueva ola nacional.

En Noviembre de 2015, Legacy Records lanza una caja de 5 CDs con el primer disco homónimo de Los Rápidos de 1981 remasterizado; el segundo álbum de la banda, 'Pienso Luegoexisto' y 'Kloruro Sódiko', con once temas escogidos de Los Burros que han vuelto a grabar, además del concierto en directo de 1995 de El Último de la Fila.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Sal Común)

No hay comentarios:

Publicar un comentario