Los Romeos

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Los Romeos practicaba un rock de alto voltaje que tuvo cierto eco comercial a principios de los años 90 gracias al atractivo de auténticos pildorazos de pop-punk como ‘Muérdeme’ o ‘Mi vida Rosa’. La belleza sutil de su vocalista femenina y una canciones tan contundentes como pegadizas fueron las grandes bazas de este grupo levantino.

Los Romeos (no confundir con el grupo rockero argentino de idéntico nombre) se formó en Castellón hacía 1988, cuando Juan Carlos ‘Juanki’ Tomás (guitarra), Pedro López Moreno (bajo) y Joosan Arrebola (batería) se unieron a Patricia Fernández, una joven morena de físico impactante y voz muy sutil. Los tres músicos provenían de Los Rítmicos, una banda de adolescentes de Castellón formada a principios de los años 80 que había acompañado a Juan Antonio Morcillo (a su vez, ex bajista de los míticos Los Auténticos) en diversas grabaciones discográficas registradas a lo largo de la década bajo el nombre de Morcillo el Bellaco y Los Rítmicos. Así pues, los ex Rítmicos conformaban un trío joven que, con un amplio bagaje en el pop y una gran influencia del punk más melódico, supo crear un atractivo muro sónico que se completaba con la voz suave y sardónica de Patricia.

Los temas de Los Romeos (muchos de ellos firmados por J. A. Morcillo) recordaban gratamente a los momentos más pop de bandas de la ola punk como Undertones, Buzzcoocks, The Clash y, sobremanera, a los Ramones. Además, el grupo llegó a versionar el tema ‘Sunday Girl’ de Blondie, estandarte de la new wave norteamericana que presuntamente era su guía referencial, aunque el grupo de Castellón también se mostraba muy cercano a los modos de sus coetáneos anglosajones Elastica y Transvision Vamp.

Los Romeos se presentó al gran público en 1990 a través del programa ‘Plastic’ de TVE; allí sorprendió gratamente a la audiencia con su primer hit: ‘Muérdeme’, una atractiva y sencilla canción de pop-punk rápido firmada por el bajista del cuarteto que pronto escaló las listas radiofónicas nacionales. Aquel tema formaba parte del single de adelanto del primer álbum del grupo para la multinacional Hispavox, titulado ‘Los Romeos’ , editado aquel mismo año, un brillante debut en el que su rock de alto voltaje ya quedaba patente; otros singles de aquel elepé, como ‘Mi vida rosa’, confirmaban cualquier duda sobre el prometedor futuro del grupo levantino. No obstante, a primera vista la crítica especializada les comparó rápidamente con otras bandas nacionales que con anterioridad habían intentado parecidas fórmulas musicales con una lolita al frente (Ella y los Neumáticos, Aerolíneas Federales...), aunque lo cierto es que el cuarteto de Castellón parecía ir bastante más lejos que aquellas formaciones en cuanto a su modo de entender el rock. Fuera como fuese, tras su impactante debut Los Romeos comenzó a girar en directo con mucha frecuencia, llevando su contundente directo por todo el país durante los años siguientes.

Dos años después, en 1992, Los Romeos vio publicado un segundo álbum con Hispavox, ‘Sangre Caliente’ , que al igual que el anterior estaba producido por Paco Trinidad. De este trabajo destacan especialmente temas como ‘Lejos, muy lejos’, ‘Pócima de amor’ o ‘Arañas mi piel’, joyas de pop vibrante y enérgico con algunos guiños al soul. Pero, algunas diferencias con la discográfica multinacional propiciaron que el grupo entrase en una etapa de cierto letargo que concluyó en 1996, cuando el cuarteto reapareció como Romeos (dejando por el camino el articulo ‘los’) y vio editado por el sello independiente Magna Music su último álbum ‘Sin conexión’ , una colección de nuevos temas producidos por el veterano Jesús Gómez entre los que destacaban títulos como ‘Emocióname’ o ‘Nada’.

Algunas de las canciones más memorables de Los Romeos, además de ‘Muérdeme’, fueron: ‘Mi vida Rosa’, ‘Un poquito de amor’, ‘Demasiado tarde’ y ‘Arañas mi Piel’. Asimismo, entre los covers que el grupo llegó a ejecutar -además del ya mencionado tema de Blondie- también se encontraban el ‘Femme Fatale’ de Lou Reed y ‘Cuando vuelvas a mi lado’ de Raphael.

Los Romeos se disolvió en 1996 y posteriormente algunos de sus miembros (incluida Patricia) formarían el grupo Belfast. Asimismo, Juan Carlos Tomás produciría diversas grabaciones de otras bandas del levante español tales como Depressing Claim y Fluor Kin. Más adelante, Pat formó el grupo punk-pop Lula, con los que ya lleva publicados varios trabajos a través de Lucinda Records.

La discografía de Los Romeos, a través de sus tres álbumes, puede encontrarse en CD bajo los sellos de Hispavox-Emi Odeon (los dos primeros) y Magna Music.

En 2006 un fulminante infarto segó la vida de Pedro López, quien en esos momentos estaba funcionando con su grupo La Punzada del Guajiro.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Pablo M. Vaquero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada