Orfeón Brutal

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Banda valenciana emergida en septiembre de 1984, y que ejecutaban con soltura una música pop festiva, con imagen y semejanza de los primeros grupos de donde venían, y que no eran otros que Kadetes y Los Inhumanos. La mayor parte de la formación salieron de los espectáculos ofrecidos por la banda de Alfonso Aguado, cuando 'siendo aprendices de Los Inhumanos', se situaban a un lado del escenario, mientras berreaban, coreaban, brincaban y demás, en los conciertos de éstos.

La primera formación de Orfeón Brutal fue Sergio Aguado (voz principal), Jorge Seguí (rítmicos y voces), Quique Esteban (teclados), José Martínez (bajo), y Pepe Esteban (guitarra), quien simultaneaba con su otro grupo, Prefijo 96. Los coristas que solían acompañar al grupo eran: Juan Carlos Espí, Nacho Aguado, Luis Estellés, José Manuel Serrano, y José Ignacio Cifre. Además, como figurante, cómico, y personaje provocador en los conciertos, aparece el nombre de Antonio Fernández.

A Orfeón Brutal, quizás se les podía equiparar con un grupo madrileño de principios de los ochenta, Ejecutivos Agresivos. Por una parte, llevaban unos atuendos similares a los mods en sus comienzos, sin serlo, ensayaban una música pop festivalera, y para colofón, las canciones que más proyección inventaron las dos bandas casi coincidían con el mismo título, 'Mary Loly' de Orfeón Brutal, y 'Mari Pili' de Ejecutivos Agresivos.

La primera actuación de los valencianos se produce en diciembre de 1984, en la sala Gasolinera de Valencia, y a pocos días antes de que el primer plástico del combo estuviera en circulación. El concierto fue todo un éxito, aparte de estar lleno el escenario, también lograron atestar todo el local, y sintonizaron muy de cerca con la gente con sus shows, muy igualables a los de los primeros tiempos de Los Inhumanos.

Antes de que acabara el año, Citra sacaría a la calle el primer trabajo de los jocosos, un Maxi con tres temas donde se encuentra el hit ya mencionado con anterioridad, 'Mary Loly', recreándose con unas formidables letras, y apareciendo el sustantivo femenino como bandera, todo ello amenizado con un excelente sonido estival que recuerda su pasado. Las dos canciones restantes son: 'Raquel' y 'Horrible Visión', piezas que, al igual que 'Mary Loly', están compuestas por Sergio Aguado. El disco fue grabado en los mismos estudios Citra, y lo produjo el responsable de éstos, Alfonso Olcina, además se llegaron a vender más de cinco mil ejemplares, que para una compañía independiente como la valenciana, desde luego no estaba nada mal.

Vicente Mañó, que inicia ésta primera etapa de Orfeón Brutal como manager, les lleva a recorrerse toda la provincia de Valencia con conciertos y festivales, uno de ellos, el ofrecido en agosto de 1985 en la Plaza de Toros de la capital del Turia ante casi veinte mil personas, en las famosas y recordadas 'Movidas de la Dipu', fue el más importante y evocado recital que el grupo inmola. También, el apoyo de las emisoras de radio pinchando su éxito 'Mary Loly' a destajo, llevó a la banda al merecido reconocimiento por la prensa nacional, aunque en los contenidos de los columnistas casi siempre apareciera el nombre de Los Inhumanos. El mencionado tema llegó a colarse en el número trece de los 40 Principales del ámbito nacional, ninguna canción más de Orfeón Brutal a lo largo de su trayectoria superó este puesto.

El siguiente paso de la banda llega a finales de 1985, cuando nuevamente Citra les edita un sencillo, como adelanto de un próximo Mini-Lp, 'Ñaka Ñaka Chakachá'/'El Orfeón Brutal', fueron los dos temas escogidos para éste vinilo que sonó sin piedad en las radio fórmulas, aunque sin tener tanto acierto como su ya consagrado éxito 'Mary Loly'. 'Ñaka Ñaka Chakachá' cuenta con grandes proporciones de humor en sus letras, y presenta un endiablado estribillo y machacón que hace bailar a grandes y pequeños. El tema lo compusieron Sergio Aguado y José Martínez. 'El Orfeón Brutal', que también se radió y vitoreó en demasía, es una especie de himno a ritmo ágil que desprende, como ya es habitual en la banda, grandes dosis pausadas de ingenio y frescura. En este caso fue compuesta por Sergio Aguado y Pepe Esteban. El Mini-Lp, que tardó apenas quince días en estar en el mercado, lleva por título 'Ñaka Ñaka Chakachá', y completan el trabajo: 'Me Voy Al Polo', 'Macario', y 'Conchita', todas ellas creadas por Sergio Aguado. El vinilo fue grabado en los Estudios Pertegás de Valencia, y en este caso la producción corrió a cargo de Lino Oviaño, entonces cuarto miembro de Comité Cisne, y los mismos Orfeón Brutal.

Por esta época, el grupo emprende divertidos conciertos por toda la geografía española, al mismo tiempo que van cambiando sus disfraces en los directos, bien de hawaianos o bien de gángsteres. Pero no es hasta el año 1988 cuando emprenden otra aventura discográfica. Tras tener ofertas de sellos como Dro, Grabaciones Accidentales, Producciones Twins o Sanni Records, son éstos últimos, los más endebles, donde la banda valenciana pone todo su entusiasmo firmando un contrato por tres años. La compañía madrileña les editó un primer Lp llamado 'Comida Para Todos', al mismo tiempo que se extraía un single con los temas 'Vente A Mi Piscina' y 'Tengo Un Tractor', ambas compuestas por Sergio Aguado. Su cara A goza de nuevo de un gran apoyo por las radio fórmulas, llegando esta vez a colocarse como puesto mas alto en el número quince de los pertinaces 40 Principales. El álbum también contenía los temas: 'Enamorada De Un Gorila', pieza que solían cantar Los Inhumanos en sus comienzos y que estaba compuesta por Pepe Aragó, 'Asunción', labrada por José Martínez, 'Bambinos (A Message To You Rudy)', versión divertida de un clásico de The Specials adaptada por Sergio Aguado, 'Soraya', 'Esto No Es Una Canción De Amor', y 'Lulú', todas ellas obra del hermano de Alfonso Aguado. Completan el plástico 'El Color De Tu Ropa Interior', y 'Oído Barra', que significaron ya entrados en 1989 un nuevo single de su 'Comida Para Todos'. Su cara A de nuevo lleva la firma de Sergio Aguado, mientras que en 'Oído Barra' pone su parte Pepe Esteban. Los Estudios Pertegás de nuevo, sirvieron para la grabación del trabajo, mientras que la producción en este caso fue de Orfeón Brutal en su totalidad. Para éste Lp surgieron cambios respecto a su formación original; Mientras persisten los personajes de Sergio Aguado, Jorge Seguí, Pepe Esteban y Antonio Fernández, éste que pasa de cómico figurante a corista, aparecen nombres de peso como José Manuel Moles, guitarra, Eduardo Pertegás, batería, y Santi Navalón, teclados. También a los coros se une Adolfo Suey. Además, como manager tienen a Miguel Ángel Vercher, que un año antes se hizo cargo del grupo en sustitución de Vicente Mañó.

Casi sin apenas un respiro, y con su 'Comida Para Todos' aún muy reciente, Sanni Records emitiría otro larga duración llamado 'Que Sí Que No', nueve temas de los cuales rescatan dos piezas de sus trabajos anteriores; 'Mary Loly' en una nueva versión, y 'Macario', que nuevamente es regrabada haciéndola de una manera más bailable. 'La Hija Del Califa Mohamed', 'Abre La Puerta, Vilma', 'Tanto Tonto Tan Tonto', 'Te Huelen Los Pies', 'Cuarenta Grados Bajo El Sol', y 'No Sufras Mas'. Redondean para lo que fue el único single extraído, 'Cubalitro', y el tema mencionado anteriormente 'Mary Loly (Versión 90)'. Todas las canciones fueron compuestas por Sergio Aguado. En esta ocasión, los chicos de Orfeón Brutal se fueron a los estudios Trak de Madrid para la grabar el disco, y la producción corrió a cargo de Cheni Navarro, productor en otras ocasiones de Locomia. También, para la ejecución del vinilo, y en definitiva, para la estabilización de la banda, germinaron unos últimos cambios que a la postre serían definitivos. Sergio Aguado y Santi Navalón se responsabilizan de la grabación y el grupo en su totalidad, llevando en sus directos como músicos de pago a Pepe Esteban, Adolfo Suey, Antonio Fernández, y las nuevas incorporaciones de Ricardo González, guitarra, y Nacho Gil, batería. También adhieren para sus espectáculos un toque femenino y picante como fue añadir un par de go-go’s en sus directos. Otro cambio se registró en el nuevo manager, Boro Sorlí, que hasta el fin de los días de Orfeón Brutal cargó con ellos.

Durante un par de años el grupo siguió ofreciendo cantidad de recitales, pero en cambio, esa originalidad y alegría de que dispusieron en sus comienzos, y sobre todo, el público, que actuación tras actuación acude en menor medida a los conciertos de la banda, Sergio Aguado decide poner punto y final al terminar un concierto realizado el 3 de octubre de 1992, realizado en las fiestas de Almazora (Castellón), terminando en consecuencia con estos ocho años de pop festivo, y que más alegrías que penas nos hicieron pasar.

De la formación original, solo Pepe Esteban se aventuró en nuevos proyectos, tras dejar Orfeón Brutal y Prefijo 96, formó Los Relevos, y The Beaters. Otros militantes como José Manuel Moles, que superó escollos como Los Inhumanos, Viva Zapata o Mamá Ya Lo Sabe, fundó junto a Santi Navalón, que también figuró años atrás como músico de la banda de Alfonso Aguado, Habana. Mientras tanto, Sergio Aguado se dedicó en exclusiva a su propio negocio, únicamente sustituyendo en esporádicas ocasiones a su hermano Alfonso (su parecido es importante) en algún concierto ofrecido por la macro banda.

Muchos años después, el festival de grupos de la movida valenciana (Festur), sube al escenario a Orfeón Brutal en su segunda edición de 2008, celebrada en la sala Matisse de Valencia. Junto a ellos, una genial selección de bandas que fueron capitales en el devenir de los 80s levantinos: Agencia Dos, Banderas de Mayo, Blue Moon, Ceremonia, Doble Zero, Fanzine, Imprevisibles, Marlen, Sable y Tripp.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Canal Youtube Italocos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario