Viernes y Los Robinsones

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Grupo orensano formado en la primavera de 1985 por José Luis Labrador (voz), Arturo Mosquera "Chapi" (batería), Toño Arias (guitarra) y Carlos Rego (bajo), los cuales deciden no seguir intentando sacar el fanzine que tenían pensado y se pasan al excitante mundo de la música. Sólo Carlos y Toño tienen una mínima idea musical.

El 24 de mayo de ese año realizan la presentación del grupo durante el transcurso de un macro festival de grupos orensanos llamado "Uf, que noche". Cuando les llega el turno, a las seis de la mañana, sorprenden a todos los allí presentes con guitarra y bajo desafinados y una batería que constaba de una caja y dos platos.

Tocan en donde les dejan, casi en ningún sitio, y llegan a hacerlo en la cárcel de Ourense: "Chapi" añade el bombo a su primitiva caja y todo suena algo, un poco, mejor; algo así como un mal cruce entre los Ramones y los Cramps.

1986 se podría definir como un continuo peregrinar de locales de ensayo, hasta que dieron con un sótano maloliente. En ese época Toño deja el bajo por la fotografía y es sustituido por Antonio Page "Amadís", ex de Última Fila. También de este grupo, casi disuelto por entonces, llega Javier Doforno "Dofo", que se encarga de la guitarra solista. La primera versión del 'No puedo volver' es de este momento, que luego aparecería en el primer flexi single de Cosecha Roja, es decir, la evolución natural de Viernes y los Robinsones.

En octubre de 1986 se produce el debut de la nueva formación en la Casa da Xuventude de Orense. Curiosamente, en este concierto Fernando Risco, futuro batería de Cosecha Roja, sustituye a un "Chapi" momentáneamente lesionado. Por primera vez el grupo suena a eso, a grupo.

Hasta mediados de 1987 continúan los cambios de local. Su primera salida fuera de la provincia fue a una discoteca de Lugo en la que el dueño les corta el sonido antes de acabar.

En agosto de 1987 graban su primera maqueta en estudio. A los controles está Moncho Lusquiños, otro futuro miembro. Risco a la batería, sustituiría definitivamente en septiembre a "Chapi", el cual se aleja completamente del mundo de la música para dedicarse a la abogacía. El sonido es mucho más limpio y se mueve entre el rockabilly, el R'n'B, el pop y la aceleración del punk a lo Clash o Ramones, ambos versionados.

En noviembre de 1987, Viernes y los Robinsones, se van de gira internacional. Se van a Rennes (Bretaña-Francia) con motivo de un encuentro cultural de tres regiones europeas, Galicia, Bretaña y Groningue (Holanda). Seis conciertos en diez días de buena vida en la carretera que todavía hoy recuerdan con nostalgia. "Dofo" no quiso viajar y fue sustituido por el anteriormente mencionado Moncho Lusquiños, experimentado guitarra que se acopla perfectamente al grupo a pesar del poco tiempo de ensayo, como puede comprobarse en una grabación de parte de un concierto francés, en un local llamado "Le Barracuda", que les sirvió de segunda maqueta.

A principios de 1988, y tras la vuelta de la gira francesa todo parece ir sobre ruedas, ya que ofrecen algunos conciertos, reciben buenas críticas a la maqueta, pero paulatinamente, por diferentes razones, se va dejando de ensayar, hasta que en abril el grupo se va al garete definitivamente.

Paradójicamente Viernes y los Robinsones nunca habían sonado tan bien como en su última actuación en el pub Casablanca, ante un puñado de fieles seguidores y la indiferencia de la clientela habitual del local, nido de "gente guapa".

Redacción NO80s
(Aportaciones: Carlos Rego)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada