Eskorbuto

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Este grupo nace en Santurce (Vizcaya) en 1980, por deseo expreso de uno de sus miembros fundadores, Iosu, de tener una banda. El otro componente que fundador fue Jualma. No obstante el grupo no se consolida hasta 1982, año en que se incorpora Paco, de origen cacereño aunque afincado en Portugalete desde los quince años, cerrando el emblemático trío vasco. Por tanto, la formación original de Eskorbuto fue la compuesta por Juan Manuel Suárez “Jualma” (voz y guitarra), Jesús María Expósito “Iosu” (bajo y coros) y Francisco Galán (batería). Por Eskorbuto pasaron alrededor de quince músicos en total, muchos de ellos, de forma muy esporádica: Seni, Rafa “Cañas” Moriel (batería), Iñaki Laseca “Laiky” (bajo), Juan Miguel, Gugu (batería), Juanjo, Félix, Luís Ignacio Ugarte “Iñaki Fisuras” (guitarra) y, más recientemente, Urko Igartiburu (voz y guitarra), Iñaki “Gato” (voz y bajo), Garlopa (guitarra), Ali (bajo), Sergio (voz), Miguel (bajo).

Mientras que Iosu y Jualma precisaron ser sustituidos en algún concierto, Paco estuvo presente en todos, y es que la vida “destroyer” que llevaban sus dos compañeros no se reflejaba para nada con el modus vivendi de Paco, alejado de todos los accesorios que indefectiblemente lleva aparejada la vida en la carretera.

Eskorbuto fue, por antonomasia, un grupo rebelde y contestatario, algo más que una banda de punk-rock. Fueron la irreverencia personificada, el inconformismo, la insurrección, una banda de desamparados que hicieron punk rock sin disciplina. Buscando el escándalo y la polémica para repercutir, el legado de Eskorbuto ha tracendido nuestras fronteras.

El nombre de Eskorbuto lo ideó el cantante de Zarama, Roberto Moso, al decirles: “con esas pintas de enfermos y esa imagen tan estrafalaria, “Eskorbuto” os iría que ni pintado”. Dicho y hecho.

La primera actuación de Eskorbuto se produjo en Abril de 1981, en un colegio del barrio de San Juan, en el que “Cañas” (primer batería que no llegó a salir del local de ensayo) ya no estaba y la batería la ocupó “Gugu”, junto a Iosu, Jualma e Iñaki.

Eskorbuto, además de estandarte musical, fue un icono para los jóvenes en cuanto a su look, algo que no estaba muy bien visto entre la sociedad por aquel lejano año de 1981, hasta el punto que, una y otra vez, y con el objeto de dar imagen a la ciudadanía, la policía les detenía de manera sistemática, aunque nada más llegar a comisaría les soltaran, ciclo que se repetía constantemente aludiendo que sembraban el miedo con esas pintas. Esta surrealista situación dio pie al grupo a componer un tema que, con el tiempo, se convirtió en el santo y seña de la banda, ‘Mucha policía, poca diversión’, que formaría parte de su primera maqueta ‘Jodiéndolo todo’ y su primer single para Spansuls (dirigido por el avispado caza-talentos Sardi), que fueron registrados, ambos, en 1983.

Volviendo al 81, el grupo no contaba con apoyo alguno en cuanto a promoción de su trabajo, ni las radios se hacían eco, ni había surgido el importante movimiento “fanzinero” (salvo contadas excecpciones como Muskaria), por lo que decidieron llenar la ciudad de pintadas (miles según afirmaron los propios protagonistas) con el lema “Eskorbuto Eskizofrenia Rock”, con lo que lograron trascender de alguna manera.

A finales de 1981, Seni se ocupó del bajo para el concierto de los Carnavales de Bilbao, en sustitución de Iñaki “Laiky”, pero la solución final fue que Jualma se encargara de ese instrumento de manera contínua, además de continuar con las labores de cantar. En ese momento el grupo pasa a ser un trío.

En Junio de 1982, se produjo el cambio más importante en cuanto a la formación de Eskorbuto se refiere, la incorporación de Paco, en sustitución de Gugu, algo que resultó decisivo para la continuidad de la banda y, por supuesto, para la mejora de su sonido. Con Paco, los temas de Eskorbuto adquirían más velocidad, justo lo que necesitaban. Tras la imperiosa necesidad que, en esos momentos, tenían de grabar un disco, Jualma propuso un viaje a Madrid, donde todo se estaba cociendo a ritmo vertiginoso, algo que agradó al grupo. Allí se plantaron y, en plena efervescencia de la movida, conocieron al mencionado Sardi, promotor y capo de la disquera Spansuls.

En septiembre de ese mismo año, Perico Sánchez (socio de Sardinita en Spansuls) acompañó a Carlos Tena a Bilbao a la grabación del trascendental vídeo de ‘Me gusta ser una zorra’ de las Vulpess, ocasión que aprovechó para promocionar en los medios bilbaínos el single de ‘La policía’ de La Uvi y la maqueta de otro nuevo grupo madrileño que tenía previsto fichar, Ox Pow. Allí estuvieron con Kike Turmix, por entonces en N-634, y con Eskorbuto, a los que les comunicó que pronto grabaría su primer single, hecho que ocurrió a finales de año en los Estudios Colores de Mejorada del Campo (Madrid).

El single apareció en marzo de 1983, constituyendo la cuarta referencia del sello madrileño, con tres temas: ‘Mucha policía, poca diversión’, que originalmente se iba a titular ‘Es un error’, se trataba de un tema muy conocido antes de editarse el disco; la apesadumbrada ‘Enterrado vivo’; y ‘Mi degeneración’, un guiño de Iosu a The Who; quedando descartados los temas ‘Malditos país’ y ‘Oh, no’.

Durante los carnavales de Bilbao, Eskorbuto registra una nueva maqueta en directo que titularon ‘Que corra la sangre’. Ese mismo año protagonizan su primera aparición televisiva en el programa “El Dominical” en el que interpretan su tema estrella, ‘Mucha policía, poca diversión’. Además Jualma hace un cameo en la película ‘El pico I’ de Eloy de la Iglesia.

En mayo de 1984, aparece la siguiente referencia discográfica de Eskorbuto ‘Zona especial Norte’, nuevamente con Spansuls, en un split que firman junto a otra de las bandas más combativas de Euskadi, RIP. En el disco aparecen cuatro temas suyos: ‘Ratas en Vizcaya’, ‘A la mierda el País Vasco’, ‘Dios, patria, rey’ y ‘Soldados’. Este disco, junto al empeño del grupo en no alinearse con el refulgente movimiento conocido como Rock Radikal Vasco, les creó enemistades en su propia tierra de origen donde llegaron a estar vetados en cuanto a contrataciones de conciertos. El disco fue grabado en los estudios Pan Pot de Bilbao, quedando excluidas dos canciones que también formaron parte de la sesión de grabaciones: ‘Criaturas al poder’ y ‘Rogad a Dios por los muertos’.

En 1985 se edita el primer larga duración de Eskorbuto, ‘Eskizofrenia’, también considerado como el disco con más sentido punk de la banda. Grabado nuevamente en los estudios bilbaínos de Pan Pot, lo pone en circulación Twins en el mes de enero, con Javi Lennon como productor. Dieciocho temas que recuperan canciones de los discos anteriores así como los descartes.

Un año después aparece ‘Anti todo’, registrado en los Estudios Tsunami de San Sebastián con Joseán López a los mandos. Se trata, según la crítica especializada, de la obra maestra del grupo, compuesta por diez temas nuevos. Ve a la luz a través de Discos Suicidas. Aparecen el “La Bola de Cristal” con ‘Os engañan’ y les hacen una entrevista en el programa de ámbito local “Saski Naski”.

En ese mismo año, en ese mismo estudio y para eso mismo sello, tiene lugar la grabación de una cassette ‘Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones’, con la extravagante idea de presentarse a las elecciones que se iban celebrar ese año. Con ello, pensaron que tendrían derecho a aparecer a sus anchas en los espacios televisivos. Al final desistieron de esta estratégica pero disparatada idea promocional. En definitiva, no era más que una actitud mordaz y descalificante contra todo lo que olía a política. A la cinta le acompañaba un fanzine promocional que contenía recortes de prensa relacionados con el grupo, fotos, letras de canciones, etc. Como single se extrajeron los temas ‘Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones / La sangre, los polvos, los muertos’.

En octubre de ese año 1986, registran un concierto celebrado en el Instituto de Kabiezes de Santurce con el fin de editarlo como un doble disco en vivo, que aparece publicado por Dro como ‘Impuesto revolucionario’. ‘Mucha policía, poca diversión / Ratas de Bizkaia’ aparece como disco sencillo. Este disco no pasará a la historia del grupo como uno de los mejores, ya que el espíritu independiente de la banda, sin manager que los gobernara, les hacía cometer errores de bulto como por ejemplo la elección del local para celebrar el evento, el salón de actos de un instituto que apenas albergó a una audiencia de 150 personas. Ni tan siquiera se había decidido que sello iba a editar el trabajo (Suicidas o Dro), hasta momentos antes del concierto, o aspectos de carácter técnico, tanto en la puesta a punto de la instrumentación como en las horas de ensayo que se dedicaban.

El programa “Café Panamá” de Tele Norte les llama para interpretar tres temas, ‘Cuidado’, ‘Cerebros destruidos’ y ‘Anti todo’.

Al año siguiente, Discos Suicidas reedita ‘Eskizofrenia’ con portada diferente y aparece un nuevo disco de los de Santurce, ‘Los demenciales chicos acelerados’, en el que colabora el reconocido músico Aitor Amezaga a los teclados. La velocidad punk de los primeros tiempos se habían ralentizado ostensiblemente, sobre todo, por la madurez adquirida tras las baquetas de Paco… paradójicamente, los chicos ya no eran tan acelerados. Como disco de 7” aparecía ‘Paz-primero la guerra / Los demenciales chicos acelerados / No es fácil’. Con el disco se distribuyó un póster en blanco y negro con una de las mejores instantáneas del grupo.

‘Bat, bi, hiru… Hamar’ fue un recopilatorio que Oihuka puso en circulación ese año de 1987, en el que Eskorbuto participó con ‘Cerebros destruidos’.

En julio del año en curso (1987), aparece ‘Los demenciales chicos acelerados’, en el mismo mes que también veía la luz un disco que se "autofabrican" a través de un sello de propia creación, Buto Eskor, titulado ‘Las más macabras de las vidas’. Grabado en los E. Tsunami, se trata de un trabajo oscuro, como oscura era la vida de Eskorbuto en aquel 1988... los problemas con las drogas se hacían cada vez más patentes. En el disco aparecen frases lapidarias así como algunos temas trascendentes. En solo seis años, ya habían acumulado un montón de batallas. La presencia vocal de Iosu, así como la compositiva, toma mayor relieve, máxime cuando Jualma, recién recuperado de una convalecencia (similar a sufrida durante la grabación de ‘Anti todo’), apenas conocía el tracklist.

En abril de 1991, Discos Suicidas reedita ‘Zona especial Norte’, incluyendo los temas del primer single y ‘Oh no’. En esos momentos, La Fábrica Magnética se interesa por la edición de un nuevo álbum de Eskorbuto, aunque finalmente es Matraka (quienes acababan de lanzar una reedición de ‘Las más macabras de las vidas’) el sello que se lleva el gato al agua, tras enterarse de que el trío tenía nuevas composiciones bajo el brazo. El disco en cuestión fue grabado en los estudios Waves de Almanzora (Castellón) por Juanma Mas. ‘Demasiados enemigos’, título del álbum, constituyó el último trabajo de Eskorbuto realizado por Iosu y Jualma. Vio la luz en diciembre con ‘Adiós reina mía / La mejor banda del mundo’ como single aparejado. Javier Moreno colaboró como teclista.

Discos Suicidas también edita en 1991 su recopilatorio conmemorando el décimo aniversario del sello con ‘Discos Suicidas. 10 Años’, en el que Eskorbuto incluye ‘Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra’.

Con Iosu y Jualma totalmente inmersos en el mundo de las drogas, Iosu consigue escapar de esa condena personal, aunque ya sería demasiado tarde. En 1991 graba un documental en el camping de Mundaka para el programa “Al dia” de Euskal Telebista, en el que anima a las nuevas generaciones a que se aparten de la oscura realidad que suponía sumergirse en ese infierno, desde la perspectiva de su propia experiencia. Iosu, totalmente sensibilizado con el tema, también apoyaría y particparía en el programa “Bajo el caballo” en el que también habla de la problemática de las drogas en la juventud.

En abril de 1992, el grupo se va a México a realizar dos conciertos, ya sin Iosu en la formación, que muere al mes siguiente en el Hospital de Cruces de Barakaldo (al que ingresó con el diagnóstico de pulmonía). Su puesto lo ocupa Iñaki (el guitarrista de Speed), también conocido como el “Fisuras”, que siguió ensayando y tocando en directo, aunque con poca continuidad. Participó con Jualma y Paco en 1992 en la elaboración de los temas de lo que iba a ser el siguiente disco. Jualma también murió unos meses después, en septiembre (aquejado de una endocarditis y neumonía mal curada), y sus últimas canciones las grabó después Paco con Urko, Gato y Garlopa en el disco ‘Akí no keda ni Dios’.

Tan sólo un mes después de la muerte de Iosu, la sala Munich 72 de su Santurce natal era el escenario del primer homenaje al “Eskorbuto” fallecido, en un concierto en el que actuaron Parabellum, El Último ke Zierre y María y la Plantación (el grupo de Urko). La misma sala ser erige en ser el continente de un segundo homenaje, en este caso a Jualma, en el mes de noviembre, en el que actúan Anticuerpos (grupo de Mamen Vulpess), Guillermo UVI & Pedro Landatxe (Cicatriz) y Los Dalton.

Discográficamente hablando, el año de la muerte de los dos fundadores de Eskorbuto tan sólo recogió un recopilatorio por parte de Dro, mezcla de los discos ‘Los demenciales chicos acelerados’ e ‘Impuesto revolucionario’ que llevó por título ‘El infierno es demasiado dulce’.

En 1993, la popular serie de discos editados por Dro alcanza el volumen ‘Dónde estabas tu en el 86’, en el que se recupera el sarcástico tema ‘Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones’.

Dos años más tarde de los fatales acontecimientos, en 1994, Paco sigue tirando del grupo y edita a través de Basati Diskak el single ‘Aki no keda ni Dios / Descanso eterno / Pisotear la nación’ que da pie al primer Lp de la nueva etapa de Eskorbuto, ‘Aki no keda ni Dios’. El disco, grabado en los Estudios Norte de Portugalete, recoge las últimas composiciones de Jualma más dos canciones antiguas.

Ese mismo año, Dro reedita ‘Impuesto revolucionario’, y aparecen dos temas del grupo en sendos recopilatorios editados también por Dro. Uno de ellos, el más popular del grupo, ‘Mucha policía, poca diversión’ en ‘Rock Vasco’; y un segundo, ‘Anti todo’ en directo, en el ‘Punk ¿Qué Punk? Vol. 2’.

En 1995 se producen un buen número de reediciones de discos de Eskorbuto. Por parte de Discos Suicidas, vuelven a ver la luz ‘Eskizofrenia’, ‘Anti todo’ y ‘Los demenciales chicos acelerados’; Oihuka pone en circulación una revisión de ‘Las más macabras vidas’ y ‘Demasiados enemigos’; y finalmente Dro vuelve a lanzar ‘Los demenciales chicos acelerados’ que aparece con errores en los títulos de los temas obligando a retirar la tirada, que aparece nuevamente, ya corregido, un año después.

‘Cerebros destruidos’ vuelve a ser incluido en un disco compilatorio, ‘Rock combativo’ (1995), como parte del cuadernillo “Viernes de Evasión” publicado por el rotativo El Correo. Ese mismo año ‘Mucha policía, poca diversión’ adquiere nueva popularidad al ser uno de los temas de la BSO de la exitosa película ‘El día de la bestia’, así como por ser incluida en otro disco recopilatorio, ‘Grabaciones encontradas’ de Locomotive Records.

Al año siguiente la banda, siempre con Paco como patriarca del grupo, reaparece con un nuevo disco, siendo su formación la compuesta por Garlopa, Miguel, Ali y Sergio, además del propio Paco. El álbum se titula ‘Kalaña’ y, tras ser registrado nuevamente en los Estudios Norte, lo pone en funcionamiento Discos Suicidas. Al mando estuvieron Roland Loizaga y Goyo Ruiz. Destaca el tema tributo ‘(Jualma) si tu estuvieras aquí’.

En este año, 1996, también aparece el recopilatorio por parte de Discos Suicidas, ‘Kanciones malditas’, y al año siguiente tan sólo la reedición de ‘Las más macabras de las vidas’ a través de Egin Diskoteka como parte de la serie “Euskal Rockeroak”, se torna en única novedad discográfica de ese año.

En 1998 aparece ‘Kanciones Malditas II’, como continuación del recopilatorio lanzado dos años atrás, y Dro insiste con una nueva reedición de ‘Los demenciales chicos acelerados’. Pero la novedad mas importante del año estaba por llegar, un nuevo disco, editado a través del sello Surco que fue registrado en Rockstudios de Bilbao, con producción a cargo de Carlos Creator. El álbum se tituló ‘Dekadencia’, el último disco de estudio de Eskorbuto. A partir de ese momento, recopilatorios, reediciones y tributos.

Al año siguiente, Munster reedita el Lp ‘Mucha policía, poca diversión’ y Discos Suicidas coloca ‘El infierno es demasiado dulce’ en su colección conmemorativa, ‘Discos Suicidas, 18 años’.

En 2000, Skunk (Surco) remasteriza las primeras maquetas del grupo ‘Jodiéndolo todo’, ‘Que corra la sangre’ y ‘Ensayos de 1982’. Del mismo modo Revelde/Fonomusic publica uno de los recopilatorios más característicos del punk patrio, como lo fue ‘Viva la punk’, donde Eskorbuto participa con ‘Mi degeneración’.

Los discos tributo a la banda de Santurce no podían faltar, además tratándose de un grupo de culto como lo fueron y con dos caídos de tanta importancia como Iosu y Jualma. Por tanto, es en los años 2000 y 2001 cuando aparecen de la mano del sello Martian Records, dos discos de forma continua: ‘Tren con destino al infierno’ y ‘Tren con destino al infierno. Vol. 2’, en los que grupos como RIP, La Uvi, Potrotaino, entre otros muchos, rinden el merecido homenaje a los vizcainos.

Durante la década de los 2000, diversos sellos editan diferentes recopilatorios: ‘La otra cara del rock’ (Alba, 2003), ‘Sin fronteras ni gobiernos’ (Working Class Records, 2004), ‘¡Jodiéndolo todo!’ (Guns of Brixton, 2007) y ‘Maldito país’ (Munster Records, 2009) con cuatro temas de adelanto del disco largo del mismo nombre que aparece un año después.

En el ámbito literario, han sido dos libros los publicados. Por una parte Diego Cerdán ‘Eskorbuto: Historia triste’ (Ediciones Marcianas, 2001) y, más recientemente, Beñat Arginzoniz con ‘Pasión y muerte de Iosu Expósito’ (Cota Cero, 2012); y Roberto Ortega con el libro compuesto por dos volúmenes ‘Eskorbuto. Rock y violencia’ (Autoeditado, 2012).



Redacción NO80s
(Aportaciones: ‘Eskorbuto: Historia triset’ de Diego Cerdán, eskorbuto.org)