Imprevisibles


Dentro de la legislatura del pop-rock hecha en Valencia no se puede olvidar a Imprevisibles, una formación, que a pesar de que pasaron con mas pena que gloria por la ciudad, construyeron energéticos temas dignos en cualquier caso de nunca ser olvidados. Imprevisibles se formaron en 1986, siendo Mario Agüera (voz y guitarra), Jorge Silvestre (bajo y coros), Félix Espejo “Abuelo” (guitarra) y Toni Peiró (batería). Félix Espejo anteriormente había formado parte, tocando el bajo, de otras bandas de carácter punk-rock, como KK For Yu, Cómplices (nada que ver con Teo Carralda y compañía) y Recién Nacidos. Por aquellos años se podía decir que había un quinto Imprevisible, Larry Arribas, que hacía la tarea de ser su manager personal.

Mientras duró el periplo musical de Imprevisibles, se especializaron en inscribirse a un sinfín de concursos de toda índole y, de ahí que sus dos únicas referencias discográficas hayan salido como consecuencia de haber llegado lejos en esta clase de eventos. La primera de ellas, fue un maxisingle denominado ‘Beberte’ con cuatro temas editado por Pertegás gracias a ganar un Concurso organizado por el Consejo de Juventud de Segorbe (Castellón) y llamado Rock en el Alto Palancia, que amén de la edición del disco en 1989, fueron reconocidos como una de las bandas revelación de la Comunidad Valenciana. Las piezas editadas fueron ‘Beberte’, ‘Eres Una Vamp’, ‘Entre El Bien y El Mal’ y ‘Sálvese Quien Pueda’, todas ellas llevando la firma del cuarteto al completo. El disco se grabó durante el mes de noviembre en los Estudios Pertegás de Xirivella (Valencia), y fue producido por José Luis Macías, por aquellos años enrolado en la nueva etapa de Comité Cisne.

El trabajo, deliciosamente brotó en edición limitada y numerada, aunque desconozco el número de copias. Su tema ‘Beberte’, que a la postre se generó como su tarjeta de visita, originó que los chicos de Imprevisibles abrieran un local de copas con el mismo nombre situado en la calle Orihuela, a dos pasos de la sala Gasolinera. Un año antes de todo esto, Manolo Rock los fichó para su escudería de Arimatea Management, junto a otras bandas del calibre de Nuevo Ejército De Salvación (N.E.S.), Franky Franky y El Ritmo Provisional, Comité Cisne, Surfin’ Bichos o Los Cangrejos entre otros. Aparte de todo esto, y continuando con los concursos, llegaron a colarse también en las semifinales del Circuito Rock ’89 de la Comunidad Valenciana, pero sin premio discográfico alguno.

La siguiente y última referencia discográfica no llega hasta principios de 1991, en donde al cuarteto les editaron un single como consecuencia de haber quedado en segundo lugar del Concurso Rock ’90 de la Comunidad Valenciana. Rubber fueron los ganadores ese año. Las dos canciones editadas fueron ‘Todo Por Nada’ y ‘Lunes Maldito’, paridas de nuevo por Imprevisibles y producidas por José Luis Macías. Se grabaron en los Estudios Reactor de Madrid los días 30 y 31 de enero de 1991, y el vinilo lo coeditaron entre el Instituto Valencià De La Joventut y La Fábrica Magnética, subsello discográfico por entonces de D.R.O.

Imprevisibles siguieron pululando hasta su desaparición a finales de la década de los ochenta, continuando presentándose en diferentes concursos, aunque nunca llegando mas lejos que los eventos anteriores. A principios del año 2007, el cuarteto surgió de sus cenizas recuperando casi a todos los músicos originales, y por consiguiente empezando una nueva etapa que les lleva hasta ahora. Ángel Vals con la guitarra, en sustitución de Félix Espejo “Abuelo”, es la única diferencia que contempla el cuarteto respecto a sus principios.



Redacción NO80s
(Aportaciones: movidavalenciana.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada