Azahar

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
El grupo más contracultural de la década se fundó en Madrid, en 1976, y aunque en ocasiones se le ha metido en el amplio saco del rock andaluz, la verdad es que poco tiene que ver con Triana o Alameda. La propuesta de Azahar es la de un rock sinfónico condimentado de influencias árabes, rock ácido y referencias al peculiar estilo de Mike Oldfield.

La mayor parte de los temas del grupo, especialmente los de su primer Lp, se estructuran como un lecho formado por varias capas de teclados sobre el que la guitarra y la voz vuelan libres. El único elemento rítmico reconocible es el de una sencilla línea de bajo que marca la pauta rítmica a la que debe ceñirse el resto.

El alma mater del grupo fue el egipcio afincado en España, Dick Zappala (cantante), que anteriormente había militado en Araxes y participado en el papel de Herodes en el montaje de Jesucristo Superstar. Junto a él, Antonio Valls (guitarras y mandolina), Gustavo Ros (piano y sintetizadores) y Jorge -Flaco- Barral (bajo y percusión). Es decir, un grupo sin batería, lo que confería a esta banda un sonido etéreo, siempre a punto de echar a volar en cualquier dirección de la rosa de los vientos.

En 1977, con producción de Gonzalo García Pelayo, grabarán para Movieplay el Lp 'Elixir' (Movieplay, 1977), una de las obras más interesantes de su época, a pesar de guardar un cierto eclecticismo de estilos. De ella se extrajo el sencillo '¿Qué malo hay, Señor Juez?' (Movieplay, 1977). Esta canción alcanzó bastante repercusión mediática hasta que fue censurada en un momento en que la censura prácticamente había sido abolida. “Tenía yo dos amigos que fumaban humo de reír pa cuando estaban muy caídos les volvieran las ganas de vivir. Un día me los ligaron por fumar el regalito de dios. Al que resistió lo mataron y al otro el juez lo encarceló”. Letras como ésta y su continua apología de los humos prohibidos hicieron que a Dick le aplicaran la ley de extranjería y le echaran del país. Antonio le ayuda a regresar de extranjis y poco después consiguió que su pena de expulsión fuese sustituida por la curiosa figura legal de destierro de la ciudad de Madrid, por lo que podía vivir y actuar en localidades de la perifería, pero no en la capital del reino.

Estas circunstancias convirtieron al grupo en un mito perseguido con numerosos seguidores que abarrotaban los pocos conciertos que ofrecían. Gustavo Ros y el Flaco Barral abandonan el grupo en 1978 para fundar Azabache. Azahar se rehace con el teclista Manolo Manrique, el batería Willy Rodríguez de Trujillo y el bajista Julio Blasco, que a principios de la década había formado parte de Granada.

Con esta nueva formación graban el Lp 'Azahar' (Movieplay, 1979) que se acerca más al rock andaluz. Un trabajo bien hecho, pero mucho más convencional que el anterior. Este disco fue grabado a finales de 1978 y publicado ya en 1979. Poco después el penetrante aroma de este azahar se extingue. Su excelente guitarrista Antonio Valls fallecería en plena juventud y Willy tendrá uno de los más trágicos finales del rock hispano al suicidarse: se ahorcó subido sobre los dos bombos de su batería. Al Flaco Barral lo encontraremos en mil batallas posteriores, como Labanda o colaborando con gente tan distinta como Hilario Camacho, Música Urbana o Ñaco Goñi.



Redacción NO80s. Pedro J. Pérez
(Aportaciones: lafonoteca.net, Canal Youtube Juande Blanco)

1 comentario:

  1. ¡Lo que son las cosas¡
    Yo conocí a sus componentes en Gijón porque eran amigos de un amigo mío,Manolo Jímenez, ex-batería de Crack, y acabo de enterarme al leer ésta información que Antonio Valls está muerto y a pesar de que hace más de 25 años de lo que cuento me he quedado blanca.Lo siento muchísimo.

    ResponderEliminar