Olaf y Los Insolventes

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Olaf Pla Gracia es un músico y fotógrafo nacido en León que, con tan solo 12 años, se traslada a vivir a Barcelona, donde, ya a finales de los 70, y con casi 16 años, conoce en un bar del barrio de Les Corts a un tipo que trabajaba de camarero y que, además, pinchaba música de Elvis. Su nombre, Carlos Segarra. Por aquel entonces, también se dejaba caer frecuentemente por el local de ensayo de C-Pillos, grupo formado por Tito, Rodrigo y los hermanos Forteza, coincidiendo en bastantes ocasiones con otro personaje bastante singular por su altura que, combinaba su afición por el rock'n'roll con el baloncesto. Le decían el gigante del Clot, pero en su carnet ponía que se llamaba José María Sanz.

A partir de ese momento, Olaf comenzó a saber lo que era tener una banda de rock and roll ya que, de vez en cuando se atrevía a tocar la guitarra, llegando incluso a componer y grabar el himno del equipo de rugby en el que jugaba a ritmo de rockabilly. Destacar que la otra gran pasión de Olaf ha sido el rugby, ya que la filosofía de este deporte ha estado siempre presente en él, tratándose de una actividad que todos los que la practican -según el propio Olaf- ha representado una especial forma de entender la vida.

En 1981, Olaf regresa durante las vacaciones a León, donde forma el grupo llamado Olaf y Los Insolventes, que estaba formado por Olaf (voz y bajo), Manu “Vicent” Ortega (voz y guitarra), a su vez también en otro grupo paralelo conocido como Los Atrevidos y, Héctor Diez (voz y batería), que había estado en grupos de folk como Chusma.

Olaf y Los Insolventes fueron los auténtico pioneros del rock and roll leonés, a ritmo frenético, pero con la peculiaridad de que sus componentes solo pedían dar conciertos en vacaciones, debido a que Olaf estudiaba en el INEF (Instituto Nacional de Educación Física) de Barcelona.

Comenzaron ensayando en el local que utilizaba Manu con Los Atrevidos, versionando clásicos de Elvis Presley, Gene Vincent, la Credence o el electrizante power-pop de Paul Collins. Lo que se podría llamar un grupo ecléctico.

Su primer bolo fue en 1982, en la sala Dimitri de León. Tras algunas actuaciones más, se incorporó a la banda Mario Del Riego "Mariobilly". Ya con él plenamente integrado en las filas "insolventes", actuarían en la emblemática Sala Oasis.

Entre idas y venidas (Barcelona-León y viceversa), Olaf no para de tocar con su grupo barcelonés, al que llama Olaf y Los Bidones, con la misma sana intención de disfrutar de la música en directo, pero en el más puro sentido de la palabra. No había tiempo de ensayar, sólo se juntaban para dar los conciertos que les contrataban.

En 1989, y para el sello independiente Caskabel, registran su único artefacto sonoro de forma oficial. Esta única referencia discográfica fue un Ep que estaba compuesto por los temas ‘En camión’, ‘Mi chica’ y ‘Soy un rockanrolero’. Para la grabación, Olaf pasaría a tocar la guitarra, banjo y vocal, Manu el bajo, Mario bocinas y Héctor la batería. Además contaron con la colaboración de Eduardo Núñez (posteriormente en el grupo Solomones) al saxo, Toño Morán "Blues Harp Pinchos" a la armónica y Rosario Granell y Ana Campe con los coros. La edición del disco fue de 500 copias.

Fueron invitados a tocar los tres temas que conformaban el disco a un programa de la televisión local del momento.

El momento cumbre de la banda fue cuando protagonizaron la gira que, el promotor catalán Alfonso Cito, realizó en el verano de ese mismo año (1989), bajo el epígrafe "Rockin 80´s", alrededor de España. El concepto era sencillo, durante un mes, tres grupos de rockabilly ingleses giraban por el país y, en cada ciudad, eran teloneados por un grupo de rock and roll local. Crazy Cavan and The Rythm Rockers, Breathless (los hermanos de Cavan Grogan) y Freddy "Fingers" Lee, tres grandes del rock and roll británico.

De esta manera, Olaf y los Insolventes fueron los elegidos para hacer de teloneros del "Rockin 80´s" a su paso por la ciudad de León. Fue la primera vez que tocarían ante más de dos mil personas, y en su propia ciudad. En esta ocasión la formación de Olaf y Los Insolventes eran Toño (Cardiacos) al saxo, Héctor a la batería, Toño (Blues Harp) a las armónicas, Manu al bajo, Olaf a la guitarra y Mariobilly a los coros, bocinas, sonidos de la jungla y todo tipo de onomatopeyas.

Una vez pasado el verano, Olaf y Los Insolventes dejaron de actuar con un último "bolo salvaje" en Asturias donde, para tan especial ocasión, llevaron a cuatro chicas "cañón" para hacer de go-gos y bailar sobre el escenario, a la vez que hacían coros.



Redacción NO80s
(Aportaciones: Olaf Pla, diccionariorocker.blogspot.com.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada